Glándula tiroides

Cambios difusos de la glándula tiroides: síntomas, posibles causas y características del tratamiento

Pin
Send
Share
Send
Send


Las enfermedades de la glándula tiroides se manifiestan no solo con trastornos hormonales, sino también con cambios en la estructura del órgano. Los signos de daño tisular se detectan mediante inspección, sondeo y exámenes instrumentales. De los métodos adicionales en la práctica, el diagnóstico por ultrasonido es el más utilizado.

¿Qué evalúa la ecografía?

El ultrasonido es una tecnología accesible, informativa, indolora y segura. Usando un sensor especial en el monitor del aparato, se forma una imagen de la estructura del órgano. El diagnóstico por ultrasonido no daña la salud del paciente, ya que no soporta la exposición a la radiación.

Se evalúa una ecografía de la glándula tiroides:

  • El volumen de cada lóbulo e istmo.
  • uniformidad de tejido
  • densidad de la tela
  • La presencia de nódulos y su estructura.
  • Velocidad del flujo sanguíneo.

Normalmente, el diagnóstico por ultrasonido revela un volumen tiroideo de menos de 25 cm3 en hombres y 18 cm3 en mujeres, una estructura homogénea de tejido de grano fino sin lesiones focales.

Actualmente, un estudio profiláctico o dirigido de la glándula tiroides a menudo revela sus trastornos estructurales. En las regiones endémicas de bocio (casi todo el territorio de la Federación de Rusia), hasta un tercio de la población tiene formaciones nodales. Aún más comunes son los cambios moderados difusos en la glándula tiroides.

¿Qué son los cambios difusos?

Cambios difusos: una violación de la estructura de todo el tejido en toda la glándula. Tal reestructuración no tiene una localización clara (enfoque).

Los cambios difusos de la glándula tiroides se expresan en:

  • aumento del volumen total
  • disminuir o aumentar la densidad
  • heterogeneidad tisular.

Los cambios difusos reflejan procesos negativos en las células endocrinas. El aumento en el volumen del cuerpo ocurre bajo la acción de la hormona pituitaria (tirotrópica) o bajo la influencia de anticuerpos. La hiperplasia tisular suele ser protectora. Por lo tanto, un aumento en el volumen ayuda a compensar la falta de yodo en la dieta y el agua. Al mismo tiempo, una cantidad excesiva de tirocitos provoca un desequilibrio hormonal. En el contexto de la hiperplasia, las neoplasias focales se desarrollan naturalmente con el tiempo.

La disminución y el aumento de la densidad del tejido tiroideo se asocian con diversas enfermedades. Se observa un aumento (hiperecogenicidad) con la proliferación de fibras conectivas, la deposición de calcio, una disminución en la cantidad de coloide. Se produce una disminución de la densidad (hipoecogenicidad) con edema, inflamación, degeneración maligna y un aumento en el número de vasos funcionales.

La heterogeneidad difusa del tejido es la estructura de grano grueso de la glándula tiroides. La ecografía revela la alternancia de áreas de ecogenicidad reducida y aumentada. Este patrón es característico de la inflamación autoinmune y otras enfermedades.

Los signos de cambios difusos de la glándula tiroides en la ecografía son la razón para un examen detallado por un endocrinólogo. Después de la inspección y las pruebas de laboratorio, se toma la decisión sobre otras tácticas. En algunos casos, se requiere medicación o cirugía, en otros, observación activa.

¿Qué enfermedades causan cambios en los tejidos difusos?

Las enfermedades del tejido tiroideo se asocian principalmente con inflamación autoinmune o deficiencia de yodo.

Los cambios difusos del parénquima tiroideo ocurren con:

  • bocio difuso no tóxico (endémico),
  • bocio mixto
  • tiroiditis autoinmune crónica,
  • bocio tóxico difuso,
  • tiroiditis subaguda, etc.

En el contexto de la reestructuración de todo el tejido, a veces se observan nodos. En este caso, la ecografía revela cambios en el volumen, la densidad y la homogeneidad de la glándula tiroides. Además, las lesiones focales también se encuentran al mismo tiempo. Tales nodos pueden ser de diferentes tamaños. Su estructura interna puede ser tanto densa como líquida. Los nodos pueden tener una cápsula clara o límites no expresados. A veces, los médicos solo encuentran una lesión en un contexto de cambios difusos. En otros casos, puede haber varios nodos.

Los cambios difusos-focales de la glándula tiroides son la aparición de una sola enfermedad o una combinación de varias enfermedades.

Por lo tanto, el bocio endémico es propenso a la progresión gradual. Si una persona desde una edad temprana vive en una región desfavorable, al principio, su cuerpo reacciona a la deficiencia de yodo por un agrandamiento difuso de la glándula tiroides. En los adultos mayores, la hiperplasia también comienza a aparecer en estos pacientes. A la edad de 40 a 50 años, estas áreas forman nódulos. Por lo general, en el contexto del bocio endémico, se encuentran varios tumores a la vez.

Al mismo tiempo, un nodo en la glándula tiroides puede ser una enfermedad independiente. Por ejemplo, un cáncer o un tumor benigno puede ocurrir en un paciente con una tiroiditis autoinmune ya existente.

Para aclarar la naturaleza de las neoplasias focales se realizan diagnósticos adicionales. En diferentes situaciones puede necesitar:

  • biopsia por aspiración con aguja fina,
  • escaneo de yodo radioactivo
  • Histología durante la cirugía.

Tácticas de tratamiento

Cambios difusos de la glándula tiroides: esto no es un diagnóstico, sino solo un informe de ultrasonido. Directamente, estas violaciones de la estructura del tejido no requieren ningún tratamiento. Con los resultados de la ecografía, es necesario acudir a una consulta con un endocrinólogo para aclarar otras acciones.

Por lo general, los médicos prescriben un examen completo:

  • Análisis de hormonas tiroideas (triyodotironina T3 y tiroxina T4).
  • ensayo de tirotropina (TSH) pituitaria,
  • Título de anticuerpos (a tiroperoxidasa, etc.).

Si durante el examen reveló hipotiroidismo (función disminuida) o tirotoxicosis (aumento), entonces se prescribe la medicación. La falta de hormonas se compensa con los análogos sintéticos de la tiroxina (con menos frecuencia, triyodotironina). La función tiroidea excesiva es suprimida por la tiroostática.

Un alto título de anticuerpos indica una inflamación autoinmune del tejido tiroideo. Este proceso suele ser crónico. Tiroiditis autoinmune con función normal: una indicación para el control regular por parte de un endocrinólogo. El tratamiento puede requerir partes de mujeres que planean un embarazo.

Si no hay anticuerpo, es probable que se produzcan cambios difusos debido a la deficiencia de yodo. Los medicamentos ayudan mucho en las primeras etapas de este proceso. Inicialmente, recomiendan preparaciones de yoduro de potasio, luego pueden requerirse hormonas.

La intervención quirúrgica para los cambios difusos de la glándula tiroides se puede llevar a cabo por varias razones. El bocio endémico y la tiroiditis autoinmune crónica a veces causan un aumento significativo en el volumen de los órganos. Si el tejido de la tiroides comienza a apretar el tejido circundante, entonces es necesario un tratamiento quirúrgico. Con el bocio tóxico difuso la cirugía se lleva a cabo con la ineficacia de las tácticas conservadoras.

Reacciones autoinmunes

El daño genético que puede conducir a reacciones autoinmunes que afectan los tejidos y la actividad funcional de la glándula tiroides es causada por:

  • bocio tóxico difuso,
  • Tiroiditis autoinmune (bocio de Hashimoto).

Cuando la inmunidad contra el bocio de Hashimoto produce anticuerpos contra las células de la glándula tiroides. En última instancia, hay un cambio uniforme en el cuerpo: el tejido epitelial está saturado de infiltración y no está completamente reemplazado por fibras conectivas, los folículos que producen hormonas están dañados. El bocio tóxico difuso, también llamado enfermedad de Bazedov, también está determinado por la respuesta anormal del sistema inmunológico. Al mismo tiempo, los anticuerpos no infectan la glándula tiroides, sino que inducen el crecimiento de sus células y aumentan la producción de hormonas. ¿Qué puede causar cambios difusos en los lóbulos tiroideos?

Factores provocadores

En estos casos, el proceso destructivo comienza bajo la influencia de:

  • estrés y exceso de trabajo,
  • lesiones severas
  • beber y fumar frecuentemente
  • agotamiento del cuerpo
  • Enfermedades inflamatorias y virales.

Los cambios difusos-focales de la glándula tiroides pueden ocurrir bajo la influencia de infecciones.

Al igual que cualquier otro órgano, la tiroides puede ser un caldo de cultivo para microorganismos patógenos. En estos casos, se produce tiroiditis aguda. Sus bacterias ingresan a la tiroides con una corriente de linfa o con sangre de fuentes infecciosas en el cuerpo. A veces, la infección se produce cuando un daño directo al cuerpo. No se han establecido las bases para la tiroiditis aguda. A menudo, se forma por la aparición de algún tiempo después de la infección de una aparición viral.

Otras razones

Circunstancias que también pueden causar cambios en las glándulas difusas:

  • desnutrición: comer en exceso, ingerir alimentos que suprimen la función tiroidea,
  • intoxicación profesional permanente,
  • radiación,
  • Algunos daños en los órganos endocrinos.

Los cambios difusos en la glándula tiroides en las mujeres pueden causar:

  • Aumentar o disminuir el peso sin cambiar la cantidad y calidad de los alimentos.
  • Cabello y uñas secos y quebradizos.
  • La disminución de las funciones protectoras del cuerpo, caracterizada por resfriados frecuentes.
  • Las personas a quienes se les diagnostica un cambio en la glándula tiroides experimentan un escalofrío constante o fiebre.

Síntomas y signos

Signos de cambios de este tipo ocurren dependiendo de las patologías que llevaron a su manifestación. Los síntomas de la tiroiditis aguda son fiebre y dolor en el cuello. Durante la inflamación subaguda, se observan los mismos signos, pero con intensidad reducida. La aparición de tiroiditis crónica, así como otras diversas formas de bocio, es causada por el nivel de hormonas producidas por la glándula tiroides y en qué medida corresponden a la norma. Durante el bocio endémico, generalmente se observa eutiroidismo, y con hipertiroidismo tóxico difuso se observa, el bocio de Hashimoto, al principio hiper y luego hipotiroidismo. Síntomas del hipertiroidismo:

  • temblando las manos y el cuerpo,
  • sentirse caliente
  • agresividad e irritabilidad nerviosa,
  • ritmo cardíaco acelerado, arritmia, presión arterial alta,
  • perdida de peso
  • diarrea
  • debilidad muscular
  • oftalmopatía (hinchazón de los tejidos oculares, discapacidad visual, enderezamiento).

  • pérdida de memoria
  • pérdida de cabello, uñas quebradizas,
  • letargo y apatía,
  • disminución de la temperatura, escalofríos,
  • estreñimiento
  • aumento de peso

Además de todo esto, se producen varios cambios reproductivos durante el hipertiroidismo: una disminución de la fertilidad e interrupciones en el ciclo menstrual. Si la glándula tiroides está muy agrandada, podrá comprimir la tráquea, los vasos, el esófago y las terminaciones nerviosas. Esto causa una tos seca, dificultad para respirar y tragar, dolor en el cuello. Estos síntomas son una razón de peso para visitar a un endocrinólogo para un examen de la glándula tiroides. La mayoría de los médicos creen que es necesario someterse a un examen una vez al año; esto es seguro para personas mayores de 35 años.

En la clasificación de los cambios difusos de la glándula tiroides por tipo, hay varias formas:

  • Dependiendo del objeto de cambio - estructura o parénquima,
  • moderado y pronunciado
  • Transformaciones nodales difusas o difusas.

El parénquima tiroideo es un tejido epitelial que consiste en pequeños folículos que están rodeados por vasos linfáticos y sanguíneos. Producen triyodotironina y tiroxina. Durante los cambios difusos en el parénquima de la tiroides, se observa una proliferación homogénea de células foliculares. Como regla general, este proceso aparece en el bocio endémico. Las alteraciones en la estructura de un órgano pueden significar que su concentración cambia o que la proporción de células epiteliales se reemplaza por la conexión de las fibras. Esto puede ocurrir en procesos autoinmunes e inflamatorios. Los cambios difusos de la tiroides disponibles son un aumento uniforme e imperceptible en el parénquima sin cambios hormonales y estructurales. Muy a menudo, no afectan el bienestar del paciente.

Esta condición requiere un examen constante: el paciente debe someterse a una ecografía al menos una vez al año. Las desviaciones manifestadas son una deformación significativa del parénquima y la estructura tiroidea. En la mayoría de los casos, tienen un lugar en la enfermedad de Basezova y tiroiditis autoinmune. Si durante el examen no solo se observa una disfunción de la glándula tiroides e incluso un aumento, sino también algunas áreas con estructura anormal, los médicos diagnostican cambios focales o nodales difusos de la glándula tiroides. Estos pueden ser lipomas, cánceres, adenomas, quistes. Y la forma más peligrosa de cambios en la estructura de la glándula tiroides es difusa-focal, porque esta especie puede significar el desarrollo de la oncología.

¿Cómo tratar los cambios focales difusos en la glándula tiroides?

El esquema de tratamiento se expresa por los detalles de la enfermedad. Si hay una inflamación aguda de la tiroides, se prescriben antibióticos y, en forma subaguda, glucocorticoides. La tiroiditis autoinmune, que generalmente ocurre con un hipotiroidismo pronunciado, requiere el uso de un análogo sintético de la hormona tiroxina. El bocio endémico eutiroideo, que no se acompaña de síntomas incómodos, no se trata. Si aparece una disminución en la producción de hormona tiroidea, se pueden usar preparaciones de yodo o "levotiroxina". El hipertiroidismo en el bocio tóxico difuso se corrige con la ayuda de los agentes tirostáticos, medicamentos que suprimen la síntesis de hormonas. Más comúnmente, se prescriben Mercazolil, Propitsil o Tyrozol. Cuando se detectan síntomas de oftalmopatía, se usa prednisolona.

Prevención

Medidas importantes para prevenir la formación de cambios nodulares difusos de la glándula tiroides:

  • Evitar situaciones estresantes.
  • Fortalecer la inmunidad y llevar un estilo de vida saludable.
  • Use yodo con alimentos en cantidades suficientes (para enriquecer su dieta con mariscos, use sal yodada).

Observamos signos de cambios difusos en la glándula tiroides.

Causas

Los cambios de naturaleza difusa sugieren que la estructura difiere de un órgano sano, los signos de eco de ultrasonido anormales se distribuyen uniformemente.

Existen las siguientes razones que conducen a cambios difusos en la glándula tiroides:

  1. Desequilibrio de yodo. Tanto la deficiencia como el exceso de este elemento en el cuerpo juegan un papel. Con el fin de mantener la producción de sustancias activas, comienza la hipersecreción de la glándula tiroides, como consecuencia de lo cual aumenta de tamaño y crece.
  2. La presencia de defectos genéticos que conducen a reacciones autoinmunes. Los tejidos de la glándula tiroides se inflaman y su estructura cambia. La patología se desarrolla bajo la influencia de infecciones e inflamaciones, lesiones, agotamiento, abuso de alcohol y fumar.
  3. Complicaciones tras infección viral. Se puede desarrollar tiroiditis aguda o subaguda.
  4. Otras razones: cambio climático, estar en la zona de mayor actividad de radiación, dieta poco saludable, intoxicación profesional, enfermedades del sistema endocrino.

Diagnósticos

Para diagnosticar estos cambios patológicos puede endocrinólogo durante la inspección y la palpación. Tamaño estimado de la glándula, presencia de focas, dolor, pulsaciones.

Métodos diagnósticos adicionales están asociados con la determinación de la estructura morfológica de la glándula tiroides y el nivel de su actividad, es decir, la producción de hormonas.

El método más efectivo es el diagnóstico por ultrasonido. Las partes anormales del cuerpo producen oscurecimiento (aumento de la ecogenicidad), ecoestructura heterogénea y contornos borrosos (borrosos). Este estudio determina el tamaño exacto del órgano.

En casos de datos controvertidos, los exámenes de ultrasonido hacen imágenes de resonancia magnética, tomografía computarizada, rayos X y escintigrafía. Si se diagnostican cambios focales difusos en la glándula tiroides o cambios en el ganglio, un paciente es una biopsia para el examen histológico del proceso patológico.

La concentración de hormonas en la sangre (T3, T4) se determina al pasar las pruebas. En la tiroiditis autoinmune, se observa un aumento del nivel de anticuerpos en la sangre.

La estrategia de tratamiento es elaborada por el endocrinólogo después de un diagnóstico preciso.

Cuando los cambios difusos en la glándula tiroides son menores, se prescriben preparaciones de yodo. La levotiroxina se prescribe para la hipofunción. El hipertiroidismo se trata con medicamentos que suprimen la producción de la hormona: los agentes tirostáticos. Los procesos inflamatorios agudos se tratan con antibióticos.

En caso de pronunciados cambios difusos de naturaleza parenquimatosa, se utiliza yodo radiactivo. Sus isótopos destruyen los folículos crecidos.

Si como resultado de cambios difusos en la glándula tiroides y un aumento significativo en el tamaño del órgano, los tejidos y órganos adyacentes se comprimen, se realiza una resección parcial de la glándula o se extirpa por completo. Después de dicha operación, las hormonas deben tomarse durante toda la vida.

Desviaciones focales difusas

Las desviaciones focales difusas son alarmantes, porque está el comienzo del desarrollo de tumores, tanto benignos como malignos. Las formaciones pueden tener una estructura tisular densa o relativamente blanda. La capacidad de entender qué desviaciones se producen por ultrasonido.

Los cambios patológicos en las células tiroideas pueden haber aumentado o disminuido la ecogenicidad. Этот показатель указывает на природу просвечиваемых тканей. Вода, к примеру, не отражает волны. Мягкие ткани дают на мониторе серый цвет, а плотные становятся белесыми пятнами.

Para sospechas de anomalías focales difusas, se prescribe una biopsia. Esta es una colección de células glandulares para análisis.

Durante el diagnóstico, averigua:

  • tamaño de los focos
  • su número
  • ¿Con qué velocidad de educación aumenta?
  • el porcentaje de daño tisular
  • Si las partes restantes del órgano sufren un cambio.

Los cambios difusos de la glándula tiroides a menudo se diagnostican en residentes de grandes ciudades. Hay una situación ambiental difícil, el cuerpo trabaja en tensión constante.

Al encontrar un foco nodal pequeño en el contexto de la funcionalidad continua del cuerpo, no se prescribe la terapia. Solo es necesario observar sistemáticamente la enfermedad subyacente.

Definición de concepto

Los cambios difusos son posibles debido a los procesos negativos que ocurren en las células endocrinas. La glándula pituitaria o los anticuerpos aumentan el volumen de la glándula para compensar la falta de yodo de los alimentos y el agua. Se altera el equilibrio hormonal, aparecen las neoplasias.

El cambio en la densidad del tejido es una consecuencia de varias enfermedades. El aumento se debe al crecimiento del tejido conectivo, al aumento de la concentración de calcio. La disminución se debe a edema, tumor oncológico, inflamación.

Durante la ecografía, el tejido tiroideo afectado se ve como una formación de grano grueso, en la que se alternan áreas con ecogenicidad alta y baja.

  • Tiroiditis, una enfermedad inflamatoria que tiene una forma aguda, subaguda y crónica.
  • Bocio, que se forma como resultado de una forma agrandada y esporádica (según la causa), eutiroidea (con un nivel normal de hormonas), tóxica (con un exceso de hormonas), hipotiroidea (con una deficiencia de hormonas).

Para hacer tal diagnóstico se requiere un estudio exhaustivo, después del cual se puede prescribir el tratamiento.

Causas de la enfermedad

Las causas de los cambios difusos en la glándula tiroides se pueden dividir en dos grupos: principales y relacionados.

Las principales razones incluyen:

  • Desequilibrio de yodo en el cuerpo, que es necesario para la síntesis de hormonas de tiroxina y triyodotironina en la glándula tiroides.
  • Reacciones del carácter autoinmune. Afectan la actividad del órgano de la tiroides y causan enfermedades como el bocio de Hashimoto y el bocio tóxico.
  • Infecciones Ocurre cuando las bacterias entran en el cuerpo de la glándula tiroides junto con la sangre y la linfa.

Además de estas razones, todavía están relacionados, lo que también puede provocar una enfermedad. Estas razones incluyen los siguientes factores:

  • Desnutrición, cuando en la dieta hay un exceso de alimentos que alteran la tiroides. Esto es col, frijoles, maíz, maní.
  • Radiación de radiación.
  • Intoxicación constante asociada al tipo de actividad.
  • Alteración endocrina.

Cuando se trata esta enfermedad, el efecto dependerá de la determinación correcta de la causa del cambio.

Síntomas y signos

La sintomatología de esta enfermedad depende directamente de la patología. Las manifestaciones de varias formas de cambios difusos son causadas por los niveles hormonales.

Los principales síntomas serán:

  • Heterogeneidad del tejido tiroideo, diferente densidad en diferentes partes del mismo.
  • Borrando los límites de la glándula del cuerpo.
  • El crecimiento del cuerpo, convirtiéndolo en bocio.
  • La presencia de violaciones de las funciones realizadas por la glándula.

Además, los síntomas acompañantes, que son el resultado de un mal funcionamiento de la tiroides, se agregan a los síntomas principales. Los cambios afectan los siguientes aspectos del cuerpo:

  • El pelo y las uñas se vuelven opacos y quebradizos.
  • Una persona a menudo está expuesta a los resfriados.
  • La condición general está cambiando dramáticamente, hay una marcada fatiga, los movimientos se vuelven lentos, quieren dormir constantemente, la temperatura del cuerpo aumenta ligeramente.
  • El rendimiento cae bruscamente.
  • Hay salpicaduras de nerviosismo, una persona puede deprimirse.
  • Puede haber una pérdida o aumento de peso.
  • Los problemas íntimos son característicos.

Los síntomas externos y los signos de cambios difusos en el especialista de la glándula tiroides son inmediatamente visibles. Al realizar los estudios necesarios, se aclara el diagnóstico, se descubre la causa de la enfermedad y luego se puede prescribir el tratamiento correcto.

Formas de la enfermedad.

La enfermedad tiroidea tiene varias formas. Los cambios pueden ser dictados por diferentes razones, el grado de complicación o el mecanismo de la neoplasia.

Sobre esta base, se distinguen tales formas:

  • cambios difusos en el parénquima de la glándula tiroides o la transformación de su estructura,
  • el grado de manifestación de los cambios asigna desviaciones pronunciadas de la norma y moderadas,
  • Según la estructura del cuerpo, las neoplasias son difusas, nodulares y difusas.

El parénquima tiroideo se entiende como el cuerpo activo, formado por pequeños folículos, entre los cuales pasan los vasos sanguíneos y la linfa. Normalmente, las hormonas triyodotironina y tiroxina se producen aquí. Cuando se produce daño, las células foliculares crecen y se altera el equilibrio de las hormonas. En una etapa temprana, tal cambio puede ser detectado por el médico por palpación, luego el crecimiento se hace visible desde un lado.

Si la estructura está alterada, la densidad de la glándula cambia, algunos folículos son reemplazados por tejido conectivo.

Si el parénquima aumenta de manera uniforme y leve, esto no conduce a trastornos hormonales y estructurales. Con pronunciadas desviaciones, se observa una severa deformación de la estructura de la glándula y el parénquima.

Además, los cambios difusos fuertemente pronunciados causan no solo desequilibrio hormonal, es decir, el sistema endocrino sufre. El corazón, los vasos y los huesos están involucrados en el proceso, se observan cambios en el sistema reproductivo y se observan trastornos nerviosos.

Si se detectan áreas atrofiadas durante el diagnóstico de ultrasonido junto con un aumento, esto hace posible diagnosticar cambios focales difusos en la glándula tiroides, lo que puede indicar una oncología. Tumores tales como adenoma, quiste, lipoma, teratoma, hemangioma son cambios focales difusos. Un tumor maligno será la última etapa de la enfermedad.

Tratamiento de enfermedades de la tiroides.

Dependiendo de las diferentes formas de la enfermedad, el tratamiento también se prescribe. Debería ir solo bajo la supervisión de un médico, el autotratamiento sin conocer las razones de los cambios y el alcance de la enfermedad puede ser muy perjudicial.

La indicación para el nombramiento de varios medicamentos para el especialista será el grado de aumento del órgano y la incapacidad para realizar sus funciones. Convencionalmente, hay tres tipos de tratamiento:

  • Tomar medicamentos que contengan yodo y comer alimentos ricos en yodo. Esto es posible si las funciones del órgano no se cambian y hay cambios difusos moderados en la glándula tiroides.
  • Aplicación en el tratamiento de hormonas terrioides (medicamentos levotiroxina, Eutiroks), que compensan la hipofunción del órgano endocrino.
  • Tratamiento quirúrgico con terapia de reemplazo hormonal posterior. Se utiliza en los casos en que hay un cambio nodular difuso del órgano de la tiroides. La terapia en este caso salvará de una remisión sostenida y será la prevención de la forma recurrente.

En cualquier caso, la terapia mejorará la condición del paciente, que tiene problemas endocrinológicos.

Medidas preventivas

Para no saber qué son los cambios difusos en el órgano tiroideo y nunca experimentar las consecuencias, es necesario organizar la prevención adecuada de esta enfermedad.

Las medidas preventivas incluyen las siguientes:

  • Coma sal yodada y alimentos ricos en yodo. Esto se aplica a las personas que residen en un área endémica.
  • Incluye terapia diaria antiestrés. Esto podría ser yoga, ejercicios de respiración, sesiones de relajación, el uso de sedantes.
  • A lo largo del año, respalda el sistema inmunológico con multivitaminas.
  • Para someterse a un examen médico programado. Cuando se vive en condiciones adversas, es deseable visitar al endocrinólogo anualmente.
  • Lleva un estilo de vida saludable, elimina los malos hábitos.
  • Si se produce alguna enfermedad endocrina, someterse a un tratamiento completo.

Sin embargo, si se encuentran cambios difusos y focales en la glándula tiroides, el paciente en este caso debe comprender que se requiere una mayor atención a la salud y el cumplimiento de todas las recomendaciones del médico. Entonces, tal diagnóstico no tendrá un impacto negativo en la vida.

¿Por qué hay cambios en la tiroides que son de naturaleza difusa?

Los cambios difusos en la estructura de la glándula tiroides confirman la presencia de un proceso patológico en el cuerpo, y pueden ocurrir en tales casos:

  1. Con falta de yodo en el cuerpo. - vivir en regiones con un nivel insuficiente de yodo en el agua y en la tierra, así como el consumo de yodo con alimentos en una cantidad inferior a la norma diaria es la razón de la aparición de hiperplasia tiroidea con cambios difusos. El crecimiento de la glándula tiroides en tales casos puede ser masivo.
  2. Desequilibrio de hormonas secretadas por la glándula tiroides. - Como resultado del aumento o disminución de los niveles de hormonas tiroideas, se producen cambios difusos en el tejido tiroideo, que afectan su forma y tamaño.
  3. Situación ecológica desfavorable., y también la influencia de diversas sustancias tóxicas y medicamentos.
  4. Los síntomas de cambios difusos en la glándula tiroides se determinan si la nutrición no se considera equilibrada.. Si el cuerpo no recibe la cantidad necesaria de vitaminas por día (vea Cómo elegir vitaminas con yodo: consejos para adultos y niños), se desarrollan aminoácidos y minerales, anomalías de la estructura y el funcionamiento de la tiroides.

Variedades de cambios de glándulas de naturaleza difusa.

En diversas enfermedades, la naturaleza de los cambios difusos varía según la concentración de hormonas y el grado de aumento de la glándula tiroides.

Hay posibles tipos de ellos:

  • Cambios difusos del parénquima de la glándula tiroides: el parénquima consiste en una asociación específica de células con una cierta carga funcional. Puede consistir en tejido epitelial, hematopoyético y nervioso. El estroma del parénquima está estrechamente interconectado y es inseparable, lo que es necesario para el funcionamiento normal de la glándula. El estroma desempeña el papel de un esqueleto y el parénquima es responsable del llenado funcional.

Los cambios difusos en el parénquima tiroideo se pueden detectar mediante examen manual, así como por ultrasonido. Uno de los tipos de conclusiones que se pueden emitir después del estudio es el "cambio difuso de la glándula tiroides por tipo de AIT".

Vale la pena señalar que con los cambios en el parénquima al principio, no se pueden observar síntomas de la enfermedad, y este diagnóstico indica que la glándula tiroides ya está trabajando "por desgaste". Sin embargo, hay un cambio en la concentración de hormonas secretadas por la glándula tiroides, que afecta negativamente el estado de todo el organismo.

Este tipo de cambios en la tiroides se observa cuando:

  1. tiroiditis autoinmune,
  2. bocio difuso no tóxico,
  3. tiroiditis subaguda,
  4. bocio difuso tóxico,
  5. bocio mixto
  • Los signos de eco de cambios difusos en la glándula tiroides, es decir, sus estructuras representan la transformación de un órgano. Hay un sello de la glándula y su hiperplasia. Como regla general, solo el endocrinólogo puede evaluar la aparición de cambios en la etapa inicial. Para aclarar las razones de los cambios en la glándula, se realizan análisis de sangre para detectar hormonas tiroideas. Durante este período, cualquier enfermedad viral o bacteriana, estrés o hipotermia puede provocar un desarrollo más activo de la enfermedad.

Es importante Todas las afecciones patológicas asociadas con la glándula tiroides, con excepción de las autoinmunes, en las primeras etapas de la enfermedad no causan cambios en los niveles hormonales. Se observan cambios difusos-heterogéneos en la estructura de la glándula tiroides en tiroiditis autoinmune, tiroiditis aguda y subaguda, hipotiroidismo e hipertiroidismo. Los cambios uniformes indican bocio tóxico difuso o no tóxico difuso, bocio mixto.

  • Los cambios difusos-focales de la glándula tiroides conducen a un aumento de la tiroides debido a la aparición de lesiones focales con una estructura modificada. A lo sumo, dichos focos están limitados a los tejidos glandulares de la glándula, cuya estructura no ha cambiado. Estos cambios pueden ser de naturaleza benigna o maligna y están representados por las siguientes formas:
  1. quiste
  2. adenoma
  3. nodos de diversas etiologías (ver. Que los nodos en una glándula tiroides son peligrosos),
  4. hemangioma
  5. lipoma
  6. cánceres

Los cambios nodulares difusos de la glándula tiroidea se dividen en locales, cuyo tamaño es más de 1 cm, y focal - estos incluyen el tamaño de la educación de menos de 10 mm. La presencia de un gran número de ganglios con un tamaño de más de 1 cm es una recomendación directa para la biopsia por punción de los ganglios, ya que existe un alto riesgo de malignidad de estas estructuras. Enfermedades en las que hay nodos:

  1. bocio nodular (multinodular o de un solo nodo),
  2. bocio mixto
  3. adenomas de la tiroides,
  4. quistes de la tiroides,
  5. Varias formas de cáncer de tiroides.

En el examen de ultrasonido de la glándula tiroides, los quistes tienen bordes claros y uniformes, su propia cápsula y contenido anecoico. Los abscesos o hemorragias se ven como áreas que tienen ecogenicidad mixta y contornos desiguales.

Los adenomas y las neoplasias malignas pueden tener parámetros similares, así como una ecogenicidad reducida o aumentada, lo que complica algo su diferenciación.

Síntomas de cambios difusos de la tiroides.

Si la glándula tiroides está involucrada en el proceso patológico, los cambios difusos son visibles no solo en la ecografía, sino que también tienen manifestaciones externas significativas. La presencia de tales cambios indica procesos negativos en las células glandulares. En relación con la violación del equilibrio hormonal, casi todos los órganos y sistemas del cuerpo humano están afectados.

Con las anomalías de la tiroides, el nivel de hormonas puede disminuir, normal o elevado. La mayoría de los síntomas de la enfermedad dependen de la concentración de hormonas.

Si los cambios difusos están acompañados por un aumento en las hormonas tiroideas, se observan los siguientes síntomas:

  • pérdida de cabello y fragilidad
  • aumento de la excitabilidad, nerviosismo,
  • Aceleración de los procesos mentales.
  • taquicardia
  • salta la presión arterial,
  • oftalmopatía endocrina,
  • Sequedad y dolor en los ojos.
  • visión reducida
  • sudoración excesiva
  • desarrollo de la falta de aliento,
  • pérdida de peso drástica
  • la aparición de edema,
  • Violaciones del tracto gastrointestinal.
  • sentimiento de sed
  • El desgaste muscular y la fatiga muscular.

Se pueden observar cambios difusos-focales en la glándula tiroides, y simplemente cambios de naturaleza difusa, con signos de hipertiroidismo con bocio tóxico nodular, bocio tóxico difuso o tiroiditis autoinmune.

El hipotiroidismo tiene los siguientes síntomas:

  • hinchazón de la cara
  • escasez de expresiones faciales
  • Lentitud de habla y letargo general.
  • cambio en el tono de voz,
  • deterioro de las uñas y del cabello,
  • disminución de la audición y la vista
  • somnolencia
  • aumento de peso
  • escalofrío constante
  • pérdida de memoria e inteligencia
  • bradicardia
  • Violación de la menstruación en mujeres y función eréctil en hombres.

El hipotiroidismo y la tiroiditis pueden atribuirse a enfermedades acompañadas por una disminución en la concentración de hormonas tiroideas. Además, algunos cambios nodulares difusos en la glándula tiroides pueden estar acompañados por hipotiroidismo o hipertiroidismo.

En las enfermedades que se manifiestan solo por cambios de naturaleza difusa, sin desviaciones en el fondo hormonal, los síntomas dependen del grado de crecimiento de la glándula tiroides. Si el bocio alcanza un tamaño grande, tanto que puede sentirlo con sus propias manos, entonces hay un cosquilleo y se siente un nudo en la garganta, tos aguda, dificultad para respirar o asma, cambios en la voz, dificultad para tragar alimentos, mareos y dolores de cabeza.

Todo esto se debe al hecho de que el aumento del tamaño de la tiroides aprieta los nervios, los vasos sanguíneos y los órganos adyacentes. Además, los contornos del cuello están deformados, lo que es un defecto cosmético importante.

Para determinar qué enfermedad implica cambios difusos, no solo son necesarios los resultados de la ecografía, sino también los análisis de sangre. Por lo general, dona sangre para las hormonas tiroideas y los anticuerpos de la glándula tiroides. El precio de las pruebas no es alto, lo que las hace accesibles a todos los segmentos de la población.

Por lo general, antes de donar sangre al paciente, se emite una instrucción según la cual la sangre debe administrarse con el estómago vacío y, si es posible, entre 6 y 8 horas antes del análisis, deje de beber alcohol. Estas reglas son necesarias para obtener los resultados más precisos.

De las fotos y videos en este artículo, aprendimos sobre los trastornos difusos en la tiroides, nos familiarizamos con sus tipos y las enfermedades que los pueden causar.

Clasificación

Dependiendo de los factores que causaron el desarrollo de la patología, se distinguen los siguientes cambios en el parénquima:

  • por el tipo de tiroiditis autoinmune,
  • Como resultado de la forma crónica de tiroiditis autoinmune,
  • Debido a la tiroiditis aguda, subaguda,
  • Debido a la formación de bocio de diferente etiología.

Por la naturaleza de los cambios se distinguen:

  • focal difuso - caracterizado por el crecimiento de formaciones (benignas, malignas) con un tamaño de más de 1 cm,

Los cambios difusos y focales en la glándula tiroides requieren un control regular por parte del endocrinólogo. Прогрессирование процесса может привести к гормональному дисбалансу и серьезным проблемам со здоровьем.

  • фокальные — на УЗИ определяются новообразования меньше 1 см,
  • Los quistes (simples, renacidos, con anomalías congénitas de la estructura) - son cavidades llenas total o parcialmente de líquido.

Las calcificaciones se encuentran a menudo en los tejidos de la tiroides. Las sales de calcio se depositan, generalmente en lugares previamente afectados por la inflamación.

Nota: el más difícil es el caso cuando se forma un quiste dentro del nodo. Con un carácter maligno, la punción puede llevar a complicaciones. Por lo tanto, el problema se resuelve mediante la extirpación completa del órgano.

La glándula tiroides heterogénea difusa puede llegar a ser debido a algunos procesos endógenos. Entre ellos se encuentran:

  • fuerte estrés emocional
  • trastornos endocrinos, autoinmunes,
  • dieta desequilibrada, deficiencia de yodo en la dieta,
  • inflamación
  • predisposición genética.

Un factor externo poderoso que contribuye al desarrollo de la patología es una mala ecología.

Las emisiones a la atmósfera industrial, el suelo agotado y el agua contaminada contribuyen al deterioro de la tiroides, que es uno de los primeros en responder a los efectos nocivos del medio ambiente.

Nota: el accidente en la central nuclear de Chernobyl provocó cambios difusos masivos en la glándula tiroides en mujeres, hombres y niños que se encuentran dentro del radio de exposición radioactiva, así como en áreas adyacentes.

Los malos hábitos (fumar, consumir alcohol, tomar drogas) aumentan el riesgo de daño patológico a los órganos.

Los cambios difusos de la glándula tiroides ocurren con mayor frecuencia en el contexto de diversas enfermedades del órgano, por ejemplo, el bocio.

Pin
Send
Share
Send
Send