Entradas Populares

La Elección Del Editor - 2020

Herpes tipo 6 en niños: manifestaciones en la piel, diagnóstico, medicación para el tratamiento

Cuidar a un niño no es una hazaña. Debe cuidar a su hijo, alimentarlo, asegurarse de que no se infecte. A veces, a pesar de que el niño está vacunado contra la mayoría de las infecciones, se enferma. Y una de estas infecciones es el herpes tipo 6 en niños. Si está buscando más información sobre este tipo de herpes, lea nuestra publicación a continuación. Aquí hemos recopilado información sobre el herpes tipo 6 y sus posibles consecuencias.

Científicamente sobre el virus del herpes tipo 6.

El virus del herpes humano 6 (HHV-6) es el sexto entre las infecciones herpéticas. Se aisló al intentar encontrar nuevos virus en pacientes con enfermedades linfoproliferativas (caracterizadas por la proliferación de linfocitos) en 1986.

Es interesante HHV 6 incluye 2 formas: A y B. Según 2012, HHV-6A y HHV-6B se consideran oficialmente especies separadas, no variantes del tipo 1. El HHV-6B causa la roséola en los niños, mientras que el HHV-6A se excreta principalmente en niños inmunocomprometidos.

Las manifestaciones específicas de la infección por HHV-6A aún no están determinadas. Sin embargo, tanto el HHV-6A como el HHV-6B pueden ser patógenos en condiciones de trasplante y SIDA.

La infección primaria por HHV-6B usualmente ocurre en bebés. Después de la infección primaria con HHV-6, permanece oculto si la inmunidad no está en riesgo. El HHV-6 permanece oculto en los linfocitos y los monocitos y se encuentra en niveles bajos en los tejidos y las células. Para los niños que pueden dar una respuesta inmune, esta infección persistente no tiene ningún efecto.

Los estudios muestran que el HHV-6 afecta aproximadamente al 90% de los niños menores de 2 años. Cuando el HHV-6 se adquiere en la infancia, generalmente aparecen síntomas y se requiere una evaluación médica. Pero solo un pequeño número de pacientes con infección primaria desarrollaron roséola o convulsiones febriles (convulsiones debido a la fiebre).

El HHV-6 primario es raro en adultos. Sin embargo, la reactivación es posible a cualquier edad.

Causas del herpes tipo 6 en niños.

El herpes tipo 6 en los niños aparece con mayor frecuencia después de reducir el contenido de anticuerpos maternos en la sangre. Esto suele ocurrir entre los seis meses y los 3 años (un promedio de 9 meses).

A diferencia de otras infecciones de génesis viral, el herpes tipo 6 en niños ocurre durante todo el año sin ningún cambio estacional.

Algunas de las posibles formas de infección con el virus del herpes tipo 6 se presentan a continuación.

Aislamiento del virus por una persona infectada.

El HHV-6 se propaga a través de pequeñas gotitas emitidas por la nariz y la garganta de una persona infectada cuando se ríe, habla, estornuda o tose.

Además, el herpes tipo 6 en niños se puede diseminar de personas infectadas que no muestran síntomas de esta enfermedad.

El período de incubación de la infección entre el período de exposición al virus y la aparición de los síntomas es de entre nueve y diez días.

Las infecciones por HHV-6 en su mayoría no son complicadas y en la mayoría de los casos se transmiten por sí solas.

Suelen ser asintomáticos. Incluso cuando el HHV-6 conduce a la roséola, es una enfermedad leve para los niños con inmunidad fuerte.

Generalmente la enfermedad desaparece sin tratamiento. Sin embargo, en ciertos casos raros, los pacientes con una respuesta inmune excesiva desarrollan síntomas adicionales, como insuficiencia respiratoria y convulsiones.

Una sola infección generalmente brinda protección de por vida, aunque el HHV-6 a veces se activa en pacientes inmunocomprometidos.

HHV-6 se asocia con diversas complicaciones.

  • La infección por HHV-6B es la causa más común de convulsiones febriles en la infancia (6-24 meses).
  • Los niños con HHV-6 pueden desarrollar encefalitis.
  • HHV-6 juega un papel en las infecciones del SNC.
  • La infección con HHV-6 puede aumentar la gravedad de la infección por citomegalovirus en personas con inmunidad débil.
  • El HHV-6 juega un posible papel en los síndromes linfoproliferativos.

Síntomas del herpes tipo 6 en niños.

Las manifestaciones sintomáticas ocurren predominantemente después de la infección primaria en bebés y después de la enfermedad primaria o reactiva en adultos con inmunidad debilitada.

Aproximadamente el 20% de los casos de HHV-6 aparecen como roséola.

Los síntomas comunes de la roséola en los niños son los siguientes.

  • La fiebre El niño de repente tiene fiebre. La fiebre dura de 3 a 4 días, dependiendo de la gravedad de la infección. Además, el bebé puede aumentar los ganglios linfáticos junto con otros síntomas secundarios, como dolor de garganta, secreción nasal y tos.
  • Erupción Otro síntoma importante es la aparición de una erupción en la superficie de la piel después de que cede la fiebre. La erupción cutánea aparece como manchas salientes de color rosa. Pueden ser planas o tener un contorno blanco. Aparece una erupción en la espalda, cuello y abdomen. No es necesario que estas erupciones causen picazón. Aquellos que no pican permanecen visibles durante varias horas o incluso varios días antes de que desaparezcan por completo.

La infección con HHV-6 también ocurre a veces como una erupción sin fiebre.

Tampoco se excluye:

  • irritabilidad
  • síntomas de enfermedades del oído, otitis,
  • síntomas de la enfermedad del tracto respiratorio superior,
  • síntomas de disfunción intestinal,
  • convulsiones febriles,
  • abultamiento de fontanela,
  • Síntomas de la meningoencefalitis.

Prueba de sangre

Con manifestaciones inusuales, varios tipos de análisis de sangre ayudarán a establecer el diagnóstico.

  • El HHV-6 se puede diagnosticar mediante análisis de cultivo viral, pruebas serológicas (prueba de anticuerpos) o reacción en cadena de la polimerasa (PCR).
  • El HHV-6 se puede aislar de la sangre durante los primeros 5 días y luego detectarse de forma intermitente o permanente en la saliva, las heces, con menos frecuencia en la orina.
  • En un análisis clínico de sangre desarrollado, se pueden reducir los leucocitos y las plaquetas, es posible la anemia.
  • Durante el examen serológico, la infección primaria se demostrará por la ausencia o presencia de inmunoglobulina G (IgG) y la presencia de inmunoglobulina M (IgM) a HSV-6. El HSV-6 activo (primario o reactivado) se demuestra por un aumento de 1.6 veces en IgG. La diferencia entre la infección primaria y la reactivación puede ser difícil.

Rayos X y tomografía computarizada.

Se debe realizar una radiografía de tórax o una tomografía computarizada (TC) del tórax en pacientes con síntomas respiratorios.

Para excluir otras enfermedades, la tomografía computarizada de la cabeza debe realizarse con y sin contraste.

Las indicaciones para estos y otros procedimientos diagnósticos dependen de la situación clínica, especialmente en pacientes inmunocomprometidos.

Otros estudios utilizados en el diagnóstico de HHV-6 incluyen broncoscopia, punción lumbar y biopsia de tejido.

¿Qué enfermedades se pueden confundir con la roséola?

La infección primaria con HHV-6 generalmente causa una enfermedad con fiebre, que puede ser difícil de distinguir de otras infecciones virales comunes en la infancia. Esta dificultad también se aplica a las primeras etapas de la roséola, antes del desarrollo de la erupción. Cuando aparece una erupción, la roséola se puede confundir con otras enfermedades de la piel de los niños, especialmente el sarampión y la rubéola.

Los niños con rubéola a menudo tienen síntomas antecedentes, que se manifiestan por fiebre febril, dolor de garganta, articulaciones y problemas intestinales, lo que no es el caso del roseol. Además, la erupción de rubéola generalmente comienza en la cara y se extiende al tórax.

Los síntomas de la infección por el virus del sarampión incluyen tos, secreción nasal y conjuntivitis, fiebre alta, que coincide con el desarrollo de una erupción, a diferencia de la roséola.

La roséola también se puede confundir con la fiebre escarlata, aunque esta última rara vez aparece antes de los 2 años de edad y causa una erupción característica de punto pequeño. La piel al mismo tiempo se vuelve similar al papel de lija, la fiebre aparece al mismo tiempo.

Roseol se puede confundir con la infección de etiología enterovirus, especialmente en verano y otoño.

Las reacciones de hipersensibilidad a los medicamentos también pueden ser difíciles de distinguir de la roséola. Los antibióticos se prescriben a menudo para los niños con fiebre debido a la roséola antes de que aparezca la erupción. Una erupción después de una disminución de la temperatura puede confundirse con una alergia al medicamento.

¿Cómo y qué tratar el herpes tipo 6 en un niño?

El tratamiento del herpes tipo 6 en niños varía según la situación clínica. La terapia por lo general no es necesaria para la infección primaria en niños con inmunidad saludable. En lactantes con roséola, se recomienda principalmente tratamiento de apoyo. Los bebés que tienen otras manifestaciones de infección por HHV-6 (por ejemplo, convulsiones febriles o compromiso del sistema nervioso central) deben ser hospitalizados. En general, alrededor del 13% de los niños con infección aguda por HHV-6 requieren hospitalización.

El tratamiento de los niños con infección aguda por HHV-6 debe realizarse bajo la supervisión de un especialista.

Se recomienda a los niños con roséola que descansen hasta que la fiebre desaparezca y aparezca una erupción.

Tan pronto como aparece una erupción, no se requiere atención ambulatoria adicional para el roseol (si esta es una imagen típica).

Tratamiento de apoyo

La terapia de mantenimiento implica bajar la temperatura, proporcionar un equilibrio adecuado de líquidos y proporcionar descanso.

Si la fiebre no causa molestias en el niño, no debe reducirse. Pero si la fiebre es demasiado alta, el médico sugerirá medicamentos para bajar la temperatura.

Puedes usar paracetamol. El intervalo entre dosis es de cuatro horas. Se puede usar ibuprofeno en lugar de paracetamol cada seis horas. Ambas familias de medicamentos son igualmente efectivas para reducir la fiebre en un niño. No hay ninguna ventaja médica en la alternancia de paracetamol e ibuprofeno.

Un niño con fiebre debe estar cómodo y sin estrés. La sobrecarga puede causar un aumento de la temperatura. Nadar en agua fría (29.5 C) ayudará a reducir la fiebre en 1-1.5 grados. Si el niño desarrolla un escalofrío al nadar, la temperatura del agua debe elevarse.

Qué hacer si se desarrollan convulsiones febriles.

La fiebre repentina y rápida puede causar una convulsión (convulsiones). Las convulsiones febriles son comunes en el 3% de los niños de 18 meses a 3 años. Ocurren en el 5-35% de los niños con roséola.

Lo más difícil es mantener la calma mientras se ayuda al niño.

  1. Afloje la ropa alrededor del cuello.
  2. Retire los objetos afilados y potencialmente traumáticos y gire al niño de lado para que la saliva salga de la boca.
  3. Puede poner una almohada debajo de su cabeza, pero no ponga nada en la boca del niño. Lo mejor es esperar. La mayoría de las convulsiones febriles (asociadas con la roséola u otros virus) duran menos de cinco minutos.
  4. No deje al niño desatendido. Los niños a menudo son letárgicos y duermen después de una convulsión. Esto es normal
  5. Después del ataque para el examen del niño es mejor consultar a un especialista.

Medicamentos antivirales

No se recomienda el tratamiento antiviral específico para casos normales de HHV-6 primario. Las manifestaciones inusuales o graves de infección primaria o presunta reactiva por HHV-6 (como la encefalitis, especialmente en pacientes inmunocomprometidos) pueden ser útiles en el tratamiento.

Ganciclovir, Foscarnet y Tsidofovir demuestran un efecto de desaceleración contra el HHV-6 en condiciones creadas artificialmente. Un estudio de caso muestra que los tres fármacos, solos o en combinación, pueden reducir la duplicación del ADN viral del HHV-6, como lo demuestra la disminución de la carga viral en el plasma y el líquido cefalorraquídeo.

Sin embargo, los datos de eficacia clínica son inconsistentes e inconsistentes.

¿Hay alguna forma de prevenir la enfermedad?

El principal mecanismo de transmisión del HHV-6 es la transmisión aérea de persona a persona. Por lo tanto, lavarse las manos con frecuencia y evitar el contacto con pacientes gravemente enfermos es la mejor manera de evitar la infección con esta enfermedad. Los jardines de infancia y las escuelas deben seguir los principios habituales de higiene y desinfección de los bienes públicos.

¿Qué es el herpes tipo 6 en niños?

El término enfermedad reúne a todo un grupo de enfermedades virales que se desarrollan cuando el ADN ingresa al cuerpo humano, que contiene infecciones y tiene dermatoneurotropicidad. El virus del herpes simple tipo 6 en niños es uno de los 8 tipos de esta patología. Diferentes subespecies pueden provocar diferentes formas de patología, síntomas. Por ejemplo, el tipo 6 se caracteriza por el desarrollo de síntomas de roséola y el primer tipo es un resfriado en los labios. La mayoría de las veces, la enfermedad afecta a los bebés de 3 a 4 años, hasta un año es menos común debido a la inmunidad pasiva.

Formas de infección

En el caso de la infección primaria, un virus tipo 6 en los niños causa un desarrollo dramático de la roséola pediátrica o el exantema repentino. Cuando se reactiva (restauración de la viabilidad celular), el herpes en un receptor (receptor de sangre, órgano, etc.) puede causar manifestaciones clínicas de progresión de la inmunodeficiencia, supresión marcada de la médula ósea y encefalitis viral. Existen los siguientes mecanismos para transmitir el virus a los niños:

  • En el aire, el virus se localiza en las membranas mucosas de las vías respiratorias y sale al toser o estornudar.
  • En contacto, el virus se transmite durante la salivación (durante un beso).
  • Intervención médica, penetración del herpes durante la transfusión de sangre o trasplante.
  • Perinatal, la transmisión se produce de madre a feto en el útero.

Como regla general, los niños sufren de herpes tipo 6 en edad de seis meses a un año. Esto se debe al hecho de que la cantidad de anticuerpos maternos en este período en la sangre disminuye. El virus penetra y migra inmediatamente al sistema linfático del cuerpo del bebé. Entonces él vive, está en un estado latente y no se manifiesta. Tan pronto como se forman las condiciones favorables para él, comienza a multiplicarse y multiplicarse con mucha energía. Cuando esto sucede, se libera un virus en el torrente sanguíneo del bebé, que se propaga por todo el cuerpo.

El herpes tiene manifestaciones típicas que diferirán solo dependiendo de la especie. Las manifestaciones primarias del virus tipo 6 incluyen la roséola pediátrica. Para su erupción típica en el fondo de alta temperatura. Los estudios clínicos han demostrado que la mayor actividad se observa en la etapa inicial que acompaña al liquen rosado, lo que indica el papel etiológico de esta patología. Los primeros síntomas en los niños del virus del herpes tipo 6 aparecen después de los factores que causan una disminución de la inmunidad, como:

  • infecciones virales respiratorias agudas,
  • enfermedades respiratorias agudas,
  • Estrés en un niño después del destete.

Los signos de la enfermedad se manifiestan sin ninguna razón inmediatamente después del debilitamiento de la inmunidad. Esto suele suceder dentro de 1-2 semanas, que se consideran un período de incubación. El herpes tipo 6 se desarrolla y madura gradualmente en los niños, pero siempre se acompaña de las siguientes manifestaciones:

  • la temperatura corporal sube a subtiporeal (subfebrile),
  • luego hay una fiebre de estante, que dura desde varios días hasta una semana,
  • Hay un ligero enrojecimiento en la garganta de las amígdalas,
  • los ganglios linfáticos pueden aumentar,
  • En casos raros, aumenta el bazo, se produce una erupción papular en la boca, tos, congestión nasal, náuseas o diarrea manifiesta.

Herpes tipo 6 en niños en la garganta.

Dichos síntomas son característicos de la enfermedad, además de desarrollar malestar general y fiebre. Si examina la cavidad bucal, puede notar, sin dispositivos especiales, encías inflamadas y enrojecidas, la manifestación de una erupción típica en forma de burbujas. El virus del herpes tipo 6 en niños en la garganta se agrupa en varias partes, en su interior puede ver un líquido amarillento, cuando toca las pápulas, sentirá dolor.

Con el desarrollo de la enfermedad, estas burbujas se abren y permanecen erosionadas en la garganta mucosa, la cavidad oral, causan sensaciones dolorosas tangibles. Se forma un enrojecimiento pronunciado y brillante alrededor de las pápulas que revientan. En la superficie de las pápulas puede formar una redada, el niño se enferma para comer, hay un olor desagradable de la boca, la saliva se libera más activamente. El niño comienza a dormir mal, actúa, se niega a comer debido al dolor.

Herpes tipo 6 en niños menores de un año.

En niños de esta edad, la inmunidad sigue activa, que recibieron de la madre. El virus del herpes tipo 6 es muy difícil de diagnosticar en un niño, porque es casi asintomático; en casos raros, la temperatura corporal aumenta. Si la madre no tiene inmunidad contra la enfermedad, el bebé de hasta 6 meses puede contraer el herpes de otras personas. Para el frágil cuerpo de los niños, es peligroso. Como regla general, el primer contacto con el virus ocurre a los 6-7 meses de vida, si la defensa inmunitaria es normal, la enfermedad pasa a la fase latente.

¿Cuál es el peligro del herpesvirus de sexto tipo?

El HSV tipo 6 en sí mismo en los niños no es una enfermedad que ponga en peligro la vida, las complicaciones de la patología se convierten en un motivo de preocupación. El mayor peligro que representan para los recién nacidos y los bebés menores de 1 año. La enfermedad puede provocar graves disfunciones de los órganos internos, llevar a la discapacidad o la muerte. Las complicaciones más frecuentes después de una infección por herpes:

  • Parálisis cerebral,
  • Síndrome de DIC,
  • meningoencefalitis
  • Patología ocular: erosión corneal, queratoconjuntivitis, iridociclitis, uveítis, episcleritis, coriorretinitis.
  • epilepsia
  • поражение печени, гепатиты,
  • слепота.

Complicaciones

Las consecuencias graves, como norma, se forman si el herpes tipo 6 ocurre en comparación con otras enfermedades. Esto complica su diagnóstico, la selección de un curso de tratamiento eficaz. Con un aumento significativo de la temperatura corporal en los niños, pueden ocurrir convulsiones. Esta es una condición peligrosa porque tiende a repetirse. De las complicaciones peligrosas después del herpes tipo 6, las siguientes enfermedades deben distinguirse en los niños:

  • hepatitis
  • miocarditis
  • inflamación del revestimiento del cerebro,
  • fatiga crónica
  • neumonía

Diagnósticos

Determinar la presencia de patología utilizando dos métodos principales: inspección y pruebas de laboratorio. Estos últimos incluyen dos tipos principales de investigación:

  1. PCR Se lleva a cabo la reacción en cadena de la polimerasa, que permite detectar ADN viral en el material para investigación.
  2. Elisa Este es un inmunoensayo, que tiene un alto índice de confianza. Ayuda a diferenciar el ADN del herpesvirus, puede determinar la infección inicial y la probabilidad de recurrencia de la patología.

Un pediatra no necesariamente escribe una referencia para estas pruebas. A menudo es posible hacer un diagnóstico solo por signos externos obvios de infección. Los estudios de laboratorio se llevan a cabo en el caso en que los síntomas parecen controvertidos, no hay una decisión exacta con respecto a la efectividad de los fármacos para la terapia. Después de pasar las pruebas, hay varias opciones de decodificación:

  1. Inmunoglobulina negativa G y M. No se encontraron respuestas inmunitarias y anticuerpos contra el virus del herpes, lo que indica la probabilidad de infección primaria.
  2. G y M positivos. Este resultado indica una recaída de la patología, pero la inmunidad es responsable, se prescribe la terapia.
  3. Inmunoglobulina M negativa y G. positiva. Existe una protección inmunitaria contra la acción del virus, la recaída de la patología depende de la fuerza del sistema inmunitario.
  4. Inmunoglobulinas positivas M y negativas. Tal respuesta indica la etapa primaria de la infección, medidas terapéuticas designadas con urgencia.

Tratamiento del herpes tipo 6 en niños.

La terapia de la enfermedad se realiza mediante un enfoque integrado, cuyo objetivo es detener la multiplicación del virus, eliminar las manifestaciones sintomáticas y las complicaciones de la enfermedad. Para estos fines, el niño prescribe métodos de terapia:

  • inmunomoduladores - significa que aumentan, fortalecen el sistema inmunológico,
  • Fármacos antiherpéticos, se seleccionan según la edad del paciente, la gravedad de la afección, el peso corporal del bebé,
  • complejos de vitaminas y minerales,
  • reposo en cama
  • Fármacos antipiréticos: supositorios, jarabes a base de ibuprofeno, paracetamol,
  • complejos de vitaminas y minerales,
  • beber mucha agua
  • alimentacion a voluntad

Si hay una manifestación de complicaciones, debe comunicarse de inmediato con los especialistas de perfil que podrán prescribir el tratamiento adecuado. Por ejemplo, si aparecen síntomas de meningoencefalitis o se producen convulsiones que pueden conducir a la epilepsia, el neurólogo desarrollará un régimen de tratamiento. Para los síntomas de miocarditis, consulte a un cardiólogo, neumonía, neumólogo, hepatitis, gastroenterólogo.

Se selecciona el tratamiento integral, no solo se deben incluir agentes antivirales en la composición, sino también medicamentos que previenen el desarrollo de síntomas infecciosos. Medicamentos de primera elección: pastillas antiherpéticas y ungüentos. La dosis correcta. El tratamiento y la recepción a largo plazo son seleccionados exclusivamente por el médico tratante. Podrá evaluar adecuadamente la situación, según la gravedad de la patología, la edad y el peso corporal del bebé.

Es importante comenzar inmediatamente a tomar inmunoestimulantes, antipiréticos. Estos son generalmente supositorios rectales, jarabes y polvos para soluciones. El paracetamol y el ibuprofeno se convierten en los componentes principales de tales medicamentos. Las preparaciones multivitamínicas son necesarias para el fortalecimiento de la inmunidad y las medidas preventivas. Durante la fiebre, el niño debe estar en la cama, bebiendo mucho. Alimentar al bebé con fuerza no debería, para no provocar un ataque de vómitos o náuseas.

Consecuencias

Los resultados letales en el sexto tipo, por regla general, no son fijos, pero existe la posibilidad de consecuencias desagradables. Las patologías concomitantes pueden desarrollarlas o agravarlas. Las principales consecuencias de la enfermedad incluyen:

  • esclerosis múltiple
  • neumonitis
  • miocarditis
  • epilepsia
  • síndrome de fatiga crónica
  • desarrollo de insuficiencia hepática,
  • meningoencefalitis
  • cánceres
  • hepatitis fulminante,
  • Trastornos del sistema linfático, endocrino,
  • Púrpura trombocitopénica.

Prevención

Es imposible deshacerse completamente del patógeno después del contacto inicial y la infección. Una persona sigue siendo un portador y todas sus acciones preventivas están dirigidas a prevenir la exacerbación del herpes. Para tratar la enfermedad, es necesario fortalecer el sistema inmunológico, la administración profiláctica de medicamentos inmediatamente cuando aparece una erupción. Para evitar el desarrollo de la enfermedad, una persona debe seguir algunas reglas simples:

  • Camina más a menudo al aire libre, templa,
  • dar al cuerpo ejercicio regular
  • En la dieta deben ser frutas, bayas, verduras,
  • tener un buen descanso, evitar el exceso de trabajo,
  • Evitar el riesgo de infección de otras personas.
  • Beber regularmente complejos vitamínicos.

¿Qué es el herpes tipo 6?

El HSV tipo 6 es un virus que contiene ADN que infecta células de diversos órganos y sistemas. En la fase activa de la enfermedad, los viriones se multiplican, destruyen las células y conducen a la aparición de signos clínicos de la enfermedad. En la etapa de recuperación, el patógeno persiste en los ganglios linfáticos, células de las glándulas salivales, linfocitos y monocitos de sangre periférica, macrófagos. Esta es la etapa de la actividad vital del virus, que se denomina portadora: el virus no se multiplica y no tiene un impacto negativo en la salud. Los viriones están bajo el control del sistema inmunológico, el cuerpo después del contacto inicial con HSV produce una fuerte inmunidad de por vida.

Infección por herpes tipo 6.

Hay 2 tipos de virus:

  • HHV-6A - a menudo infecta a adultos, es la causa del síndrome de mononucleosis, esclerosis múltiple, linfogranulomatosis, linfomas, epilepsia, fibromialgia, neuritis óptica,
  • HHV-6B: infecta a los niños a una edad temprana y causa el desarrollo de un exantema repentino.

Formas de infección:

  • en el aire (a través de gotitas de saliva al estornudar, toser, besar),
  • Contacto y hogar (a través de manos sucias, artículos de higiene personal, vajilla, juguetes),
  • hemotrasfusión (con transfusión de sangre),
  • trasplante (con trasplante de órganos),
  • intrauterino (de la madre al feto durante el embarazo),
  • vertical (durante el parto).

La transmisión del virus del herpes simple tipo 6 en niños es más probable que ocurra por gotitas en el aire o por métodos de contacto en el hogar. La infección ocurre entre las edades de 7 meses y 4 años. En el cuerpo del bebé hasta 6 meses, se mantiene una inmunidad persistente, obtenida de la madre durante el desarrollo fetal. La infección en la primera mitad de la vida del niño es posible si la madre no tiene inmunidad e inmunoglobulinas específicas en la sangre contra el tipo herpesvirus 6. El período de incubación suele durar de 8 a 10 días.

Para el herpes tipo 6, la recurrencia de la infección después de la infección inicial no es típica, o la exacerbación de la enfermedad es asintomática. El herpes recurrente grave del sexto tipo se desarrolla cuando se inhibe la inmunidad: inmunodeficiencias, oncología, avitaminosis, tratamiento inmunosupresor (citostáticos, medicamentos de quimioterapia, glucocorticoides). Durante el período de transporte y la fase activa de la infección, una persona contagia a los demás.

Cuadro clinico

La enfermedad se desarrolla rápidamente, se caracteriza por un curso agudo, en el 90% de los casos, la infección hace su debut a una edad temprana de la edad, una manifestación típica es una erupción rosa manchada. Estas características de la enfermedad se reflejan en su nombre: roséola pediátrica y erupción repentina. Las manifestaciones de la infección en los signos externos son similares a la rubéola, pero tienen características distintivas. Otro nombre para la enfermedad es pseudorasna. El nombre de "sexta" enfermedad rara vez se utiliza hoy en día.

Diagnóstico diferencial del herpes tipo 6 en un niño (roséola) y rubéola por motivos clínicos.

Que es

La ciencia médica ha estudiado los cinco virus herpéticos en detalle y bien, con respecto al resto de las preguntas, hay más preguntas que respuestas.

  • El primero es el virus del herpes simple.que aparece en forma de placas de burbujas en los labios, membranas mucosas de la nariz, con menos frecuencia en la boca y la garganta. Para los resfriados, no tiene nada que hacer. Aunque la verdad es que es la hipotermia que puede convertirse en un desencadenante para activar un virus que ha existido silenciosamente en el cuerpo y no se ha manifestado.

  • El segundo tipo de herpes virus. - Este es un representante muy desagradable de la familia, que se convierte en la causa de la infección genital. Se manifiesta por una pequeña erupción acuosa en el área genital y es bastante peligrosa para las mujeres embarazadas.
  • Virus herpético del tercer tipo. perfectamente familiar para todos los adultos, causa enfermedades infantiles: la varicela, que también se conoce como "varicela" por parte de las personas.
  • Cuarto representante herpético - Virus de Epstein-Barr, que, si coinciden todas las circunstancias favorables, puede causar meningitis, hepatitis tóxica e incluso tumores oncológicos.

  • El quinto tipo de virus. tiene un nombre bien definido - citomegalovirus. Causa una enfermedad muy específica - la citomegalia.
  • Virus herpéticos de sexto, séptimo y octavo tipo. Aún no lo suficientemente estudiado. Aún no tienen nombres, se indican con la abreviatura VG-6,7,8. De esta misteriosa trinidad, el sexto virus es el más investigado. En cuanto al séptimo y octavo, los científicos pudieron formular y describir solo los síntomas, y aproximadamente.

El séptimo tipo de virus del herpes causa fatiga crónica, depresiones frecuentes, ganglios linfáticos inflamados y fiebre, que puede durar varios meses sin una disminución de las causas aparentes.

  • Octavo herpes Afecta a las células del sistema inmunitario, causando la aparición de linfomas, incluido el cáncer del tejido linfoide.

¿Cómo funciona?

Para comprender cómo “funciona” el VG-6, debe comprender el principio del impacto de todos los virus del herpes, que es aproximadamente el mismo para cada tipo. Una vez en el cuerpo humano, tal virus nunca lo deja. Después de la etapa aguda (y la mayoría de las enfermedades causadas por estos virus son de naturaleza aguda y violenta) llega un período de calma: el virus existe de manera silenciosa. La recaída es el resultado de la influencia de ciertos factores: estrés, hipotermia, debilitamiento del sistema inmunológico debido a otra enfermedad.

Los virus del herpes tienen su propio ADN, pueden entrar en contacto con el sistema inmunológico de su portador y, por lo tanto, permanecer con una persona de por vida. Estos agentes sorprenden no solo a las personas, sino también a los animales, así como a las aves.

Después de la ingestión, los agresores herpéticos insertan su propio ADN en las células diana afectadas, lo que les obliga a abandonar sus deberes y comienzan a garantizar la actividad vital del virus en sí.

De acuerdo con el grado de prevalencia, agresividad y estructura de su genoma, todos los virus del herpes se dividen en herpes alfa, herpes beta y herpes gamma.

El sexto tipo de herpes también tiene una clasificación condicional. Se divide en dos tipos - 6A y 6B. Ambos están distribuidos de tal manera que se encuentran en la sangre del 95% de la población del planeta. 6A se considera un virus neurovirulento que es capaz de infectar las células nerviosas y se propaga con mayor frecuencia a través del torrente sanguíneo. Como hipótesis, los científicos han presentado una versión de que 6A es la causa raíz del desarrollo de la esclerosis múltiple, pero aún no hay pruebas suficientes.

6B causa una enfermedad misteriosa en los niños, como una erupción repentina, que también se denomina roséola infantil (y que por el tipo de patógeno ha recibido otro nombre: "la sexta enfermedad"). En riesgo están los niños y los representantes más jóvenes de la humanidad, los niños menores de 2 años. Muchos niños enfermos tienen entre 9 meses y un año de edad.

Para ser justos, se debe tener en cuenta que el virus del herpes 6A es peligroso solo para aquellos que tienen una inmunidad patológicamente reducida. Bajo esta condición, se debe entender que no hay secreción nasal, infecciones virales respiratorias frecuentes y enfermedades graves del sistema inmunitario (esto, por ejemplo, la infección por VIH). Cuando los padres dicen que un niño tiene una inmunidad débil, en la mayoría de los casos estas declaraciones no tienen nada que ver con la verdadera debilidad inmunológica.

El virus más común es el 6B. Muchos portadores ni siquiera se dan cuenta de que un agente extraño con su propio ADN vive en sus cuerpos.

Incluso si la roséola rosada se manifiesta una vez, después de eso, la inmunidad de una persona suprimirá la actividad del virus a lo largo de su vida, lo que hace posible que ya no se enferme con una infección aguda.

Si tomamos en cuenta que la mayoría de la población adulta tiene este tipo de virus en sus cuerpos, entonces el niño generalmente se infecta en los primeros meses de su vida independiente en este mundo. Más a menudo, él está infectado por su madre. El herpesvirus generalmente se propaga a través de la saliva.

Muchos pediatras creen que el sexto herpes tipo B no es muy peligroso. Las posibles consecuencias negativas pueden asociarse solo con esos síntomas, que en la etapa aguda de la enfermedad son peligrosos para los niños menores de 2 años. Esta es una fiebre alta que puede causar convulsiones, pérdida de conciencia, deshidratación, trastornos en la actividad del sistema nervioso central.

Estructura del herpesvirus.

¿Qué es el herpes tipo 6 y en qué se diferencia de otras especies? En referencia a la clasificación internacional, el patógeno pertenece al grupo de virus que contienen ADN. Su designación es HHV-6 o HHV-VI.

Síntomas del herpes simple tipo 6:

  • Otras sustancias orgánicas en la composición de las moléculas.
  • disimilitud inmunológica
  • rango extendido de estructuras sensibles
  • estructura antigénica original
  • conjunto individual de genes en el conjunto cromosómico,
  • Otras proteínas estructurales de peso molecular.

Por sus características, el virus del ADN es similar al CMV (citomegalovirus). Estos microorganismos pueden coexistir, por lo que a menudo se diagnostican juntos.

Al examinar a las personas con herpes tipo 6, se encontró que el virus es de dos subespecies: A y B. Se diferencian en el grado de crecimiento y orientación (movimiento) de la célula en relación con un estímulo externo (luz solar, sustancias químicas). El tipo de virus "A" es menos común, se introduce en el sistema nervioso central. El tipo "B" afecta al sistema linfático e inmune.

Después de ser introducido en el cuerpo, el patógeno se concentra principalmente en los linfocitos T, los leucocitos y las células del timo (glándula timo). El ciclo de crecimiento del microorganismo en promedio 4-5 días.

¿Cómo se propaga la infección?

La principal vía de transmisión del herpes del sexto tipo es la aerotransportada. Algunos científicos han sugerido que las infecciones de transmisión sexual pueden contraerse y de madre a hijo mientras pasan por el canal de parto.

Si una persona tiene una forma aguda de larga duración de la enfermedad, la cantidad de virus en la sangre crea un mayor riesgo de propagación de la enfermedad a través de transfusiones de sangre. En este caso, la infección puede ocurrir a través de la transfusión de sangre del donante o sus componentes. Tal mecanismo de transmisión del virus del herpes tipo 6 también se puede registrar durante la persistencia: crecimiento y desarrollo a largo plazo en el cuerpo humano. En este caso, la enfermedad avanza en forma latente, crónica o progresa muy lentamente.

¿Cómo se transmite otro virus? El herpes tipo 6 se infecta durante el trasplante de tejidos y órganos.

La mayoría de los recién nacidos o niños de los dos primeros años de vida están infectados. Según las estadísticas de la OMS, el 95% de la población adulta del planeta tiene anticuerpos contra este virus. La duración máxima de la infección es de hasta 4 años. La inmunidad desarrollada permanece en el niño de por vida.

La edad temprana de introducción en el cuerpo del virus y la alta frecuencia de detección de anticuerpos en el diagnóstico sugieren que el patógeno está presente en el entorno inmediato de los niños.

El estado de inmunidad del bebé durante la infección.

Los anticuerpos contra el patógeno se pueden transmitir al nacer. En este caso, los bebés están relativamente protegidos de la influencia negativa del herpes tipo 6.

Si un niño se infecta por primera vez, entonces se observa una circulación activa de virus en su sangre. Al estar en el torrente sanguíneo general, se distribuyen a todos los sistemas y órganos internos. La inmunidad comienza a producir activamente anticuerpos y el proceso de diseminación del patógeno se detiene.

Los primeros días de infección producen anticuerpos IgM, que después de dos meses desaparecen por completo. Esta inmunoglobulina específica se puede determinar en adultos con activación repetida de la enfermedad. Los anticuerpos IgG permanecen de por vida, pero en los adultos hay menos de ellos que en los niños.

La producción de inmunoglobulina aumenta significativamente si una persona tiene una infección mixta: virus del herpes simple tipo 6, HHV-7, 8 y citomegalovirus. En la introducción inicial del patógeno importante protección a nivel celular.

La exacerbación de la enfermedad se produce bajo la influencia de factores externos. Cuando se expresan los síntomas, el virus se encuentra en las células de la sangre periférica, en la forma latente, su ubicación es desconocida.

Signos externos de infección.

El virus del herpes tipo 6 en los niños se manifiesta de diferentes maneras. La variedad de formas clínicas asociadas a cepas del virus. El período de incubación es de 1-2 semanas.

Основным признаком болезни являются высыпания по всему телу. По внешнему виду элементы сыпи напоминают пятна. Inicialmente, aparecen en la espalda y luego se extienden al cuello, las orejas, los brazos y las piernas, el abdomen. Durante este período, la piel de los bebés no pica, el bebé se siente cómodo, no hay sensaciones dolorosas. Las erupciones se resuelven de forma independiente, sin intervención médica en 2-3 días. En la forma leve de la enfermedad, la condición de los niños no se deteriora. El niño permanece activo, el apetito no desaparece.

Con una gravedad moderada, la enfermedad comienza con un aumento de la temperatura corporal, a veces puede alcanzar un nivel de 39-40 ° C. Signos de una lesión infecciosa:

  • una fuerte disminución de la actividad física
  • hiperemia en la garganta,
  • síntomas de intoxicación general del cuerpo: escalofríos, dolores musculares, heces molestas (diarrea),
  • en la infección primaria: alteración de la coordinación del movimiento, aumento de la sensibilidad de la piel debido a la irritación de las terminaciones nerviosas.

Es importante Un rasgo distintivo de la enfermedad en la infancia es el calambre de las extremidades.

En forma severa de infección primaria en niños desarrollan los siguientes síntomas de herpes tipo 6:

  • fiebre severa,
  • aumento de los ganglios linfáticos periféricos (cervical, ótico, submaxilar, occipital),
  • La presencia de elementos herpéticos en la lengua, los brazos y el paladar blando.
  • Inflamación y enrojecimiento de la membrana mucosa de los ojos.
  • hiperemia del tímpano
  • Inflamación leve del oído medio.

Las erupciones en el cuerpo aparecen después de una disminución de la temperatura corporal. La naturaleza de la erupción:

  • roséola - mancha rosada en la piel,
  • Las pápulas son un nódulo que se levanta sobre la piel.
  • Elementos maculares: infiltrados densos de hasta 1 cm de longitud.

Los elementos raramente se unen, con la presión palideciendo.

Algunas veces el herpes simple puede ocurrir en forma de infección respiratoria o condición subfebril prolongada: aumento persistente de la temperatura corporal en el rango de 37.1 a 38 ° C, que dura de 2 semanas a varios meses.

Signos de activación de la infección en adultos.

En los adultos, el virus del herpes simple tipo 6 se manifiesta como fatiga crónica. Las personas de áreas densamente pobladas (megalópolis) son más susceptibles a la infección.

  • desglose
  • mal sueño, violación de la fase de sueño,
  • actividad física reducida
  • Apatía, renuencia al contacto con los demás, depresión,
  • irritación nerviosa ocasional, ataques de ira, agresividad.

Métodos diagnósticos de detección de patógenos.

La investigación de laboratorio sobre el herpes tipo 6 es el uso de métodos serológicos sobre el principio de "anticuerpo-antígeno". Se realiza un análisis de sangre para detectar el virus. Biomaterial tomado de la vena cubital, preferiblemente con el estómago vacío.

Para la identificación del patógeno en linfocitos o tejidos se usa PCR - reacción en cadena de la polimerasa. Si se detecta un alto título del virus en el plasma, esto significa que el resultado es positivo. En la infección primaria, la sensibilidad de la prueba serológica es del 90%.

Otros métodos para detectar el virus herpes tipo 6:

  • análisis de inmunofluorescencia,
  • Elisa,
  • precipitaciones
  • Inmunoblot - prueba de suero para la detección de anticuerpos.

Las reacciones serológicas tienen inconvenientes en el diagnóstico de herpes tipo 6 en un niño. En la infección primaria, la inmunoglobulina M no se encuentra en todos los niños, por lo tanto, si los resultados son negativos, la enfermedad puede progresar. Y viceversa, la IgM se determina en el 5% de los niños sanos.

Otro factor que afecta la confiabilidad de los resultados es la reacción cruzada a anticuerpos de otros tipos de patógenos.

El virus del herpes tipo 6 se encuentra en la saliva y en la mucosa nasal. Por lo tanto, para fines de diagnóstico, se toma un hisopo de la faringe. Los fragmentos de saliva se siembran en medios especiales y se envían al laboratorio.

Al examinar a los pacientes es necesario recoger cuidadosamente la anamnesis. Es importante diferenciar la infección de otras enfermedades contagiosas: sarampión, rubéola, escarlatina.

Actividades terapeuticas

El ADN del virus causa dificultades en el tratamiento debido a la diversidad de sus formas y su sensibilidad inestable a los fármacos farmacológicos. Medicamentos absolutamente efectivos para curar la enfermedad, no existe. Formas de curar el virus del herpes simple tipo 6: tomar análogos acíclicos de guanosina (destruir el ADN de una célula patógena), inmunomoduladores.

Inmunoterapia

El tratamiento del herpes tipo 6 en niños requiere la designación de fármacos inmunitarios. El método le permite acelerar el proceso de curación, reducir el curso de la medicación. ¿Cómo tratar el herpes en combinación con agentes antivirales?

  • agente antiviral de interferón beta
  • Sustancias inductoras de interferón que contribuyen a la producción de proteínas en el cuerpo que previene la penetración de virus en células sanas.
  • Uso de inmunoglobulinoterapia de anticuerpos.

Métodos de tratamiento alternativos

Como parte de la terapia, a los pacientes se les recomiendan métodos de tratamiento no tradicionales:

  • hierbas medicinales
  • acupuntura
  • láser o radiación ultravioleta,
  • Biorresonancia organometría electrónica.

Para la efectividad del tratamiento mediante un enfoque integrado que utiliza todas las áreas de la terapia.

El mecanismo de acción del virus herpes tipo 6.

Una diferencia característica en el virus del herpes simple tipo 6 es la presencia de una membrana densa con receptores. Su principal elemento constituyente es la proteína CD46, que se localiza en la superficie celular. Es por esta razón que el virus se asienta en el cuerpo en poco tiempo.

Al penetrar en el cuerpo, el patógeno intenta ingresar a las células CD4 +, que se transforman gradualmente en linfocitos T que pueden suprimir las respuestas inmunitarias. Debido a esta propiedad, los virus inducen el fenotipo de linfocitos T y se unen a la proteína CD46.

Tipos de herpes tipo 6

El virus del herpes tipo 6 se divide en dos subtipos, que difieren en el ADN y las manifestaciones clínicas.

Hoy en día, el más neurovirulento es el herpes tipo 6, que se diagnostica principalmente en pacientes con patologías de las fibras nerviosas, entre las que se encuentra la aterosclerosis más común. El desarrollo de tal enfermedad no está relacionado de ninguna manera con la edad del paciente y, a veces, se diagnostica incluso en bebés. La principal razón para el desarrollo de la esclerosis múltiple es la infección con herpes 6A tejido nervioso de la médula espinal y el cerebro. La práctica médica muestra que a menudo el virus del herpes 6A se diagnostica en personas con VIH.

Los expertos han estudiado más ampliamente el herpes tipo 6 del grupo B y se cree que es la causa de patologías como la roséola pediátrica. Al penetrar en el cuerpo, los virus comienzan a reaccionar con factores inmunes y, al ingresar a la epidermis junto con la sangre, destruyen los tejidos. Una manifestación característica de esta enfermedad es un aumento de la temperatura corporal en ausencia de signos de un resfriado. Con esta patología, los ganglios linfáticos se agrandan y durante 3-4 días se forma una erupción de color rojo, que se extiende gradualmente a otras áreas.

Características del herpes tipo 6 en niños.

Con el herpes tipo 6 en niños, los síntomas y el tratamiento están determinados por el tipo de patógeno y las características individuales del organismo. La mayoría de las veces, el virus ingresa al cuerpo del niño desde la infancia, a partir de los 3 meses de vida. Es durante este período que los anticuerpos obtenidos de la madre cesan su trabajo en el cuerpo. Una pequeña cantidad de niños se infectan al nacer, esto sucede si la madre se contagió del virus en las últimas semanas de embarazo.

En el caso de que la infección viva en el cuerpo de los padres, pueden infectar al niño directamente al contacto con él. El método más común de infección es el aire, y su transferencia a la leche materna es imposible.

Sintomatologia

En los cuerpos de los niños, la infección a menudo se presenta en forma de roséola y fiebre. Ambas patologías están acompañadas por un aumento de la temperatura de hasta 40 grados, escalofríos pronunciados y debilidad constante.

El curso de la roséola se acompaña de la aparición de los siguientes síntomas:

  • Aumento de los ganglios linfáticos regionales y su dolor.
  • rinitis y congestión nasal,
  • dolor en el abdomen,
  • Heces molestas y vómitos,
  • pérdida de apetito o falta de ella,
  • problemas para dormir
  • Daño a la conjuntiva de los órganos de visión.
  • erupciones en la piel,
  • Hinchazón de las amígdalas y garganta.

Cuando la temperatura aumenta y el sistema nervioso se daña, pueden ocurrir convulsiones epilépticas y otros trastornos. La inmunidad del niño se reduce en gran medida, y bajo la influencia de la infección, se puede desarrollar sepsis y neumonía.

El síntoma principal del virus del herpes tipo 6 en los niños es una erupción en el cuerpo. Por lo general, se produce después de una disminución de la temperatura, no causa ningún dolor y no pica.

Con la derrota de una infección de la garganta mucosa, hablan de una patología como la mononucleosis.

Se caracteriza por la aparición de los siguientes signos:

  • aumento de temperatura
  • dolor al tragar,
  • Hinchazón de la membrana mucosa de la garganta.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos y su ternura.
  • dolor abdominal y diarrea,
  • intoxicación del cuerpo.

La práctica médica muestra que es bastante difícil establecer la causa de la patología y diagnosticar el patógeno. Es por esta razón que la terapia prescrita a menudo es incorrecta, lo que empeora la condición del paciente.

¿Cómo se diagnostica el herpes tipo 6?

En la infección primaria, es bastante problemático identificar y reconocer un virus. Es aún más difícil determinarlo durante la etapa inactiva, y hacerlo con la ayuda de pruebas de laboratorio. A veces, los médicos toman erróneamente los síntomas de un virus herpético para las manifestaciones de otras enfermedades.

Para determinar el tipo exacto de patógeno en el cuerpo, generalmente se realizan las siguientes pruebas:

  • Los diagnósticos de PCR ayudan a identificar el virus en el cuerpo y determinan su tipo por ADN.
  • El ELISA hace posible reconocer el virus una semana después de que ingresa al cuerpo incluso antes de que se desarrolle el cuadro clínico.
  • El método cultural ayuda a establecer la presencia del virus del herpes en la sangre mucho antes de la erupción en el cuerpo.

Metodos de tratamiento

Hoy en día es problemático deshacerse completamente de un virus herpético de cualquier tipo. El objetivo es prevenir la recurrencia y mantener el virus en un estado inactivo. La elección de un método particular de terapia está determinada por las manifestaciones clínicas de la patología.

Para el tratamiento del virus del herpes tipo 6 se pueden seleccionar ciertos grupos de medicamentos:

  • Los inmunomoduladores ayudan a apoyar y elevar los mecanismos de defensa del cuerpo. El medicamento recetado con mayor frecuencia es Kipferon, Neovir y Viferon.
  • Los antipiréticos están destinados a la terapia sistemática. Su ayuda, en caso de exacerbación de una infección viral, se recurre a cuando la temperatura aumenta y la necesidad de reducirla.
  • Las inmunoglobulinas se seleccionan predominantemente contra el virus del herpes tipo 6, y Amiksin, Likopid y Herpimun 6 se consideran las más efectivas.

Para mejorar la inmunidad, se pueden seleccionar complejos de vitaminas que contengan las vitaminas A, E y C.

Medicamentos antivirales

Es necesario comenzar el tratamiento del herpes tipo 6 en adultos y niños inmediatamente después del diagnóstico. El tratamiento integral implica la toma habitual de medicamentos antivirales que suprimen la actividad del virus y lo destruyen por completo. Los niños suelen ser medicamentos seleccionados a base de aciclovir, ya que son altamente efectivos en la lucha contra este patógeno.

El curso de la terapia dura al menos 5 días, pero en el caso de una patología grave, el tratamiento puede durar de 10 a 14 días.

¿Qué son los virus del herpes y qué tipos existen en la naturaleza?

Los virus del herpes son parásitos microscópicos que infectan las células del sistema nervioso y conducen a complicaciones y consecuencias graves. Hasta la fecha, se han identificado e identificado 8 tipos de infección por herpes que pueden afectar al cuerpo humano:

  • El virus tipo 1 es nasolabial simple, es decir, afecta principalmente la región del triángulo nasolabial, también se dice que está "frío" en los labios,
  • Virus tipo 2: virus del herpes simple que afecta los órganos externos y se transmite por contacto sexual.
  • Virus tipo 3: el virus del herpes zoster que causa el liquen y la varicela,
  • 4 tipos: el virus de Epstein-Barr, que afecta la laringofaringe y que se presenta como un dolor de garganta por herpes,
  • Tipo 5 - citomegalovirus,
  • 6 tipos
  • 7 tipos
  • 8 tipos.

Los virus del herpes pertenecen al grupo de infecciones oportunistas, es decir, aquellas que causan al cuerpo la mayor cantidad de daño en el período en que el sistema inmunológico no puede resistir. Los objetivos más vulnerables son los niños, las personas con inmunodeficiencia, los ancianos, las mujeres embarazadas y las personas que padecen enfermedades crónicas.

Causas de la infección por herpes en niños

El herpes virus tipo 6 se transmite en la mayoría de los casos por gotitas en el aire de una persona enferma o portadora. La transmisión a través de la saliva y los besos es posible, por ejemplo, una madre infectada puede infectar fácilmente a su bebé, con esto ella misma no tendrá ningún síntoma de la enfermedad. Algunas veces el sexto tipo de virus se transmite al bebé de la madre en el proceso del parto, a través de la sangre o al pasar por el canal de parto.

¿Cuál es la amenaza para el virus del herpes infantil tipo 6?

La astucia del virus del herpes tipo 6 para el cuerpo del niño es que la enfermedad se acompaña de una temperatura corporal alta, contra la cual pueden ocurrir convulsiones febriles graves y trastornos en el sistema nervioso.

A menudo, esta forma del virus conduce a complicaciones graves como meningitis, encefalitis, neumonía, inflamación del revestimiento del corazón. Si un paciente pequeño combina el tipo 6 y el tipo 5 de una infección herpética, en la mayoría de los casos se desarrollan un deterioro mental y un retraso mental.

La mayor amenaza para el virus del herpes tipo 6 es para los niños con inmunodeficiencia congénita o adquirida. En el contexto de esta enfermedad, el sistema inmunológico del paciente se agota aún más, lo que está cargado con la adición de otras infecciones peligrosas y un alto riesgo de muerte. En tales situaciones, los médicos prescriben inmunomoduladores potentes para el paciente.

Herpes tipo 6 garganta en niños.

Con la derrota de este tipo de virus, las membranas mucosas de la garganta del paciente hablan de mononucleosis infecciosa. La enfermedad se acompaña de los siguientes síntomas:

  • inicio agudo
  • Temperatura corporal hasta 39-39.5 grados
  • Hinchazón y enrojecimiento de las membranas mucosas de la garganta.
  • dolor al tragar,
  • dolor y agrandamiento de los ganglios linfáticos del cuello,
  • signos de intoxicación del cuerpo: dolor de cabeza, fotofobia, lagrimeo, mareos, aumento de la debilidad,
  • náuseas, vómitos, dolor abdominal intenso, diarrea.

Es muy difícil determinar la causa exacta del desarrollo de la enfermedad y diferenciar el patógeno, del cual el tratamiento a menudo es incorrecto y conduce a un deterioro de la condición del paciente.

Metodos de diagnostico

El virus del herpes simple tipo 6 se caracteriza por la complejidad del diagnóstico. Muchos médicos confunden al paciente con el diagnóstico equivocado y prescriben el tratamiento incorrecto, tomando los síntomas de la enfermedad para detectar signos de sarampión, escarlatina, rubéola. Algunos expertos toman una erupción en la piel por la manifestación de una reacción alérgica, por lo que los padres nunca saben la verdadera causa de la fiebre alta anterior del niño.

Para el diagnóstico diferencial y la determinación precisa del tipo de herpes virus, al paciente se le prescribe una serie de pruebas y estudios:

  • Diagnóstico por PCR: permite no solo determinar la presencia del virus del herpes en la sangre del niño, sino también su tipo de ADN,
  • ELISA: en este estudio, es posible detectar el virus del herpes en la sangre o la saliva del niño tan pronto como 7 días después de la infección, antes de que aparezcan los primeros síntomas clínicos.
  • Método de cultivo: con la ayuda de este estudio, puede determinar la presencia del virus del herpes en el cuerpo incluso antes de la aparición de erupciones en el cuerpo.

¿Cómo prevenir la infección por herpes en un niño?

Los padres deben tener en cuenta que incluso el tratamiento más cuidado no garantiza que el niño ya no se encuentre con el virus del herpes. Con el tipo 6 del virus, se forma una inmunidad estable en el niño, por lo tanto, con el funcionamiento normal del sistema inmunitario y la ausencia de enfermedades crónicas, la recaída de la infección queda casi completamente excluida. El riesgo de recurrencia de la infección viral del herpes tipo 6 aumenta en los niños que padecen diabetes, enfermedades desatendidas del sistema inmunológico, tumores oncológicos, lesiones del sistema linfático, pero cada padre puede tomar medidas para prevenir la recurrencia:

  • Evite el contacto con resfriados. Recuerde que una infección herpética puede comenzar de esta manera.
  • Fortalecer el sistema inmunológico del niño: una dieta equilibrada, largas caminatas diarias al aire libre, endurecimiento, la alimentación natural más duradera.
  • en el período de las epidemias y en la estación fría para evitar la hipotermia, así como las visitas a lugares de grandes concentraciones de personas, donde es fácil contraer la infección,
  • Cualquier síntoma de resfriado en un niño debe tratarse con un médico, incluso si le parece que no hay nada grave.

El éxito del tratamiento del herpes simple tipo 6 en niños depende en gran medida de la respuesta correcta de los padres y su actitud responsable hacia la salud de su propio hijo.

Loading...