Niños pequeños

Galactocele de las glándulas mamarias: síntomas y métodos de diagnóstico

Pin
Send
Share
Send
Send


Una mujer que está amamantando a un bebé puede encontrar en su seno un sello blando, móvil y redondeado ubicado en el área del pezón. Es dudoso que sea peligroso o no, si el tumor puede ser un tumor. Un mamólogo es capaz de reconocer su tipo por signos externos. En este caso, el sello puede ser un quiste (galactocele) lleno de leche coagulada. Su aparición es posible no solo durante la lactancia posparto, sino también durante la hiperprolactinemia, cuando la formación de leche en la mama es una anomalía.

Contenidos:

  • ¿Cómo es el quiste graso en la glándula mamaria?
  • Tipos de galactocele
  • Posibles complicaciones
  • Causas de la formación de quistes.
  • Síntomas del quiste graso
  • Metodos de diagnostico
  • Tratamiento
    • Tratamiento con drogas
    • Tratamiento quirurgico
  • Prevención


¿Cómo es el quiste graso en la glándula mamaria?

El galactocele es un quiste benigno en la glándula mamaria, y el contenido es leche cuajada (se llama quiste graso). Puede formarse si, como resultado de un daño en el tejido mamario o de un proceso inflamatorio en el conducto lechoso, se crea una cicatriz en el camino del movimiento de la leche. Tal obstáculo impide la salida normal de la leche. Se estanca y luego se derrumba. La acumulación de leche conduce a la expansión del conducto.

Las paredes del quiste están compuestas de tejido glandular, mientras que el epitelio crece en su interior. El tumor tiene una forma redondeada, una superficie lisa. Al tacto es suave, se mueve libremente en la palpación (a diferencia de un cáncer, no está asociado con la piel). La consolidación puede aumentar gradualmente, mientras cambia la forma de la glándula. Si la cicatrización es menor, el quiste se resolverá por sí solo.

Esta anomalía es más común en las mujeres. La leche (calostro) puede aparecer en el seno durante el embarazo. Después del final de la lactancia materna, el proceso de lactancia disminuye por varios meses más. Por lo tanto, esta patología a menudo se encuentra no solo en madres lactantes, sino también en mujeres embarazadas, así como en aquellas que dejaron de alimentarse hace seis meses o más. Es extremadamente raro que aparezca galactocele en hombres con trastornos hormonales en el cuerpo (un aumento anormal en el contenido de prolactina en la sangre y una disminución en el nivel de testosterona).

Tipos de galactocele

Con el tiempo, la leche coagulada se convierte en una masa parecida a un queso, y luego comienza a descomponerse y se convierte en un jabón líquido. De acuerdo con la estructura del contenido del quiste, uno puede juzgar cuánto tiempo ha existido.

Por lo tanto, se dice que hay 3 tipos de tales tumores:

Los quistes grasos son simples o múltiples. Pueden ocurrir en una glándula o en ambas.

Posibles complicaciones

La leche estancada comienza a deteriorarse, ya que está desarrollando activamente bacterias patógenas (estafilococos y estreptococos). Esto conduce a la mastitis (inflamación del tejido mamario), la formación de un absceso en lugar del galactocele. Bajo tales condiciones, la lactancia está completamente prohibida. Las mujeres necesitan tratamiento a largo plazo, y con frecuencia incluso cirugía.

Durante la lactancia, el equilibrio hormonal se altera en el cuerpo, lo que provoca un rápido aumento del galactocele. Existe la posibilidad de una degeneración maligna de tal neoplasma debido al desarrollo atípico de las células epiteliales de los conductos lácteos.

Los quistes externos se pueden confundir con un tumor benigno (fibroadenoma). Además, a menudo se prescribe por error un tratamiento más serio que el requerido.

Causas de la formación de quistes.

Hay varias razones para la formación de quistes grasos. Estos incluyen:

  1. Trastornos hormonales que ocurren en el cuerpo con enfermedades de los órganos endocrinos, disfunción ovárica. La estimulación de la producción de leche se produce bajo la influencia de la prolactina, una hormona pituitaria, cuyo exceso puede provocar la formación de un quiste en los conductos lácteos. En los hombres, el galactocele se forma cuando hay un exceso de hormonas sexuales femeninas y prolactina en el cuerpo.
  2. Mayor producción de leche en mujeres lactantes. Muchos de ellos toman todas las medidas para garantizar que la leche sea lo más posible. Esto causa estancamiento si el niño no hace frente a una nutrición tan abundante. Tal vez el bebé no se aplique correctamente al pecho, tome descansos prolongados entre las tomas. La leche puede ser demasiado grasa y espesa. Las partículas de grasa se superponen en el conducto, lo que contribuye al estiramiento de sus paredes.
  3. Consecuencias de las enfermedades inflamatorias de las glándulas mamarias, como consecuencia de las cuales se altera la estructura del tejido mamario, se forman cicatrices, se doblan los conductos, tienen un grosor desigual. La patología no aparece necesariamente de inmediato, a veces el galactocele aparece incluso varios meses después de la enfermedad, mientras que al menos se produce un poco de leche en el seno.
  4. Lesiones mamarias realizadas previamente para eliminar focas benignas.
  5. Características fisiológicas de la estructura de las glándulas mamarias (conductos estrechos y excesivamente tortuosos, pezones retraídos, que impiden el proceso de producción de leche del seno).

Nota: A veces, el galactocele ocurre en mujeres que se ven obligadas a abandonar la lactancia materna o a transferir deliberadamente al bebé a una nutrición artificial. Esto puede conducir a un fallo hormonal, interrupción del flujo de leche.

Síntomas del quiste graso

Si el quiste es pequeño y no está inflamado, entonces, por regla general, no aparecen signos de la enfermedad.

Al final de la lactancia posparto en mujeres 3-6 días antes de la menstruación hay una sensación de estallido en el pecho y una sensación de dolor débil. Por lo general, su apariencia no otorga mucha importancia, ya que estas sensaciones pueden no expresarse con tanta claridad que podrían haber surgido antes. Al apretar el pezón puede causar la aparición de gotas de leche.

Si el galactocele se forma durante la lactancia, la producción de leche disminuye periódicamente. Sin embargo, la madre lactante encuentra esta explicación simple. Intenta rectificar la situación, aumentando la cantidad de alimentos consumidos, y tomando líquidos, recurre al uso de métodos populares para mejorar la lactancia.

Y solo después de la aparición de signos evidentes de inflamación del quiste (fiebre, aparición de secreción del pezón verdoso o marrón, aumento del dolor en los senos, enrojecimiento de la piel sobre el quiste), la mujer acude al médico. El quiste puede crecer hasta 7 cm de diámetro. Si mide más de 1 cm, ya puede sentirlo y, a veces, incluso ver un sello abultado inusual de forma redonda u ovalada.

Al presionar sobre un quiste grande, se produce un fuerte dolor de tracción. También aparece como resultado de apretar la ropa apretada en el pecho. Si el quiste es pequeño y no crece, se cubre con una capa de sales de calcio (cal). El sello se vuelve duro.

Metodos de diagnostico

El galactocele se puede detectar cuando una mujer visita a un ginecólogo o mamólogo. En los hombres, el problema se revela durante una visita a un endocrinólogo.

Un especialista en mamas realiza un examen de detección de cáncer de mama. Para empezar, descubre los antecedentes de la enfermedad, la naturaleza de los síntomas y también realiza un examen externo de la glándula mamaria y su palpación.

Los siguientes métodos le permiten ver el quiste y estimar su tamaño:

  1. Ultrasonido y mamografía. Hasta los 35 años, la ecografía es preferible, ya que las glándulas mamarias de los jóvenes son más susceptibles a los efectos dañinos de los rayos X. La mamografía puede detectar calcificaciones en el seno, cuyo tamaño y número se pueden juzgar según el grado de peligro de la patología.
  2. La ductografía es una radiografía del tórax con la introducción de un agente de contraste en los conductos lácteos. La mamografía y la ductografía no hacen que las madres que amamantan, así como las mujeres que tienen un proceso inflamatorio en el seno.
  3. Biopsia con aguja de las glándulas mamarias. Se inserta una aguja fina en el quiste y se extrae una muestra del líquido con una jeringa. El material se examina inmediatamente con un microscopio y también se realiza la siembra de bacterias en la microflora para detectar la infección y establecer su apariencia.
  4. Si sospecha que la presencia de una falla hormonal está programada para un análisis de sangre para el contenido de varias hormonas.

Durante el examen, el mamólogo aclara la causa del galactocele y busca excluir la presencia de enfermedades como el fibroadenoma o el cáncer.

Nota: En comparación con el galactocele, el fibroadenoma es más denso al tacto, a menudo ocurre en el cuadrante superior externo de la glándula (el quiste graso a menudo se localiza en el área del pezón). Además, el fibroadenoma es un tumor que generalmente se presenta en mujeres mayores de 40 años. Un galactocele es una patología que se presenta con mayor frecuencia en mujeres en edad reproductiva (lactantes y embarazadas). Cuando los dolores de cáncer aparecen ya en las últimas etapas. Cuando se forma un quiste, casi de inmediato.

Video: Cómo se forman los quistes mamarios, métodos de tratamiento.

Al determinar la necesidad de tratamiento, el médico tiene en cuenta el tamaño del galactocele y la presencia de dolor en el paciente. Si los quistes son pequeños, no hay dolores severos, entonces solo debe visitar al médico periódicamente para que pueda controlar el estado de las glándulas mamarias utilizando métodos de diagnóstico y notar signos de complicaciones a tiempo. En algunos casos, los quistes grasos pequeños se disuelven, siempre que desaparezca un obstáculo para el movimiento de la leche en los conductos.

Si esto no sucede, el quiste aumenta rápidamente, aumenta el dolor y, a continuación, el tratamiento se realiza de forma médica o quirúrgica.

Tratamiento con drogas

En la etapa inicial, si se establece que la causa de la formación del galactocele fue un fallo hormonal, se prescribe un tratamiento con medicamentos a base de progesterona (dufaston, utrogestan) para eliminarlo. La dosis se selecciona individualmente, especialmente en el tratamiento de embarazadas y lactantes. Muy a menudo, en este caso se prefieren los remedios herbales homeopáticos, como mastodinon, cyclodinone, remens. Inhiben la producción de prolactina, mejoran la circulación sanguínea en el seno, relajan las paredes de los conductos lácteos.

Tratamiento quirurgico

Los quistes grandes tienen que ser removidos por métodos operativos.

Eliminación de la aspiración. El quiste se punza (con mayor frecuencia bajo control de ultrasonido) con una aguja fina, y luego se realiza la aspiración (agotamiento) de su contenido con una jeringa. Después de vaciar el quiste, se lava con alcohol, el quiste se encoge y se resuelve. La desventaja de este método es la frecuente re-formación del galactocele, ya que la causa de su aparición no se elimina realmente.

Extracción de quistes a través de una incisión en el tórax. Se corta un quiste supurador junto con una capa delgada de tejido sano circundante, después de lo cual se sutura la incisión. El método es más confiable, pero después de la intervención el punto permanece, la forma y el tamaño del seno pueden cambiar. La cirugía estética es necesaria para eliminar el defecto.

Prevención

Se recomienda a las mujeres durante el embarazo y la lactancia que cuiden cuidadosamente sus senos para evitar la formación de grietas en los pezones a través de los cuales la infección puede penetrar fácilmente. Poner al bebé de forma adecuada y con frecuencia, es posible prevenir la aparición de un estancamiento de la leche. Es necesario prestar atención a momentos como una disminución inesperada en la producción de leche, la aparición de dolor en el pecho. Quizás estos son signos de formación de quistes.

En el caso de enfermedades inflamatorias, no se recomienda perder tiempo en el autotratamiento, debe consultar de inmediato a un médico.

Que es esta enfermedad

El galactocele de la glándula mamaria es un cambio patológico en los tejidos de un órgano, acompañado por la formación de una cavidad quística, rebosante de leche. El contenido de leche puede ser tanto normal como modificado.

Los médicos consideran que la enfermedad es benigna si se inicia el tratamiento cuando aparecen los primeros síntomas. En casos avanzados, un quiste benigno se puede transformar en un quiste maligno, seguido por el desarrollo de un cáncer de pleno derecho.

La enfermedad se presenta principalmente en madres lactantes. A veces, las madres que ya han dejado de amamantar de seis meses a diez meses. Más raramente - en mujeres embarazadas. Y muy raramente - en los hombres.

Causas de la enfermedad.

Las causas de la enfermedad son muy variadas. Los médicos identifican los siguientes factores que contribuyen a la aparición de un defecto en el seno:

  • Mastitis de la lactancia, que puede llevar a la formación de un galactocele, si la terapia se seleccionó incorrectamente o la mujer se demoró en el tratamiento de la enfermedad.
  • La traumatización de la glándula mamaria puede causar el desarrollo de la enfermedad durante la lactancia activa (después de una lesión en el área relevante, se forma tejido conectivo, lo que impide que el conducto mamario funcione en todo su potencial, lo que conduce a la formación de un quiste).
  • Los trastornos en la composición de la leche con un aumento en el contenido de grasa conducen a patología, ya que el líquido comienza a curvarse en el seno, al no tener tiempo para dejarlo, lo que conduce a la superposición de los conductos lácteos, el estancamiento de la leche y la formación de quistes.
  • Hoy en día, no se excluye la influencia de las caídas repentinas en la oxitocina y la prolactina, que pueden afectar los procesos de liberación de la leche, lo que lleva a su aceleración, que los conductos de la leche no pueden hacer frente.
  • Los médicos aún no descartan la influencia de la predisposición genética, que puede desempeñar un papel en el desarrollo del galactocele.

Principales síntomas

¿Hay algún síntoma importante que le permita distinguir un quiste lechoso de otros tumores? No, tal síntoma no existe, pero los siguientes signos pueden indicar la presencia de algún problema con la glándula mamaria:

  • detección por autoexamen de algunos sellos en el cuerpo, que difieren en forma y tamaño,
  • a menudo se detecta una neoplasia en o cerca del pezón,
  • el sello tiene límites claros, es elástico y no está adherido a la piel (cambia bien la posición cuando se presiona sobre ella),
  • el dolor en la primera etapa del desarrollo de la enfermedad está ausente, pero a medida que avanza el galactocele, pueden surgir quejas que causan sensaciones desagradables y dolor cuando se presionan en el área de la consolidación detectada,
  • Al presionar el área del pezón, es posible la leche o un líquido parecido a la leche.

Los quistes rellenos con contenido de leche, durante mucho tiempo se desarrollan completamente asintomáticos. Debido a esto, los pacientes a menudo prestan atención a la presencia de un problema y buscan atención médica solo cuando la neoplasia ha alcanzado un tamaño considerable.

¡Es importante recordar que el desarrollo de la enfermedad no se acompaña de un aumento de la temperatura o enrojecimiento de la piel!

Metodos de diagnostico

El galactocele de la glándula mamaria es un defecto bastante raro que requiere un diagnóstico exhaustivo. Para asegurarse de que el diagnóstico se establece correctamente, se asignan los siguientes estudios:

  • Ecografía mamaria, durante la cual se detecta un tumor de forma redonda (si está oculto por los lóbulos, se muestra una mamografía)
  • Radiología o mamografía, con la que puede determinar con precisión la ubicación del quiste, especialmente su contenido, la presencia o ausencia de cristales de calcio.
  • Ductografía o examen radiográfico de contraste, con el cual el médico recibirá información sobre la posición exacta del tumor, sus características, el número de cavidades quísticas (las contraindicaciones para la implementación son la lactancia materna y un proceso inflamatorio activo en el órgano).
  • Para excluir una enfermedad maligna, se realiza una biopsia por aspiración con aguja fina, que permite obtener el contenido de la cavidad quística para su examen.
  • Si hay sospechas de anomalías endocrinas, se recomienda un análisis de sangre para detectar hormonas.

Enfoques de tratamiento

Si una mujer solicitó oportunamente la ayuda de un médico, el tratamiento con galactocele rara vez es difícil. Se puede utilizar farmacoterapia, métodos quirúrgicos y recetas populares.

Si el quiste de la leche es pequeño y no causa incomodidad, entonces la observación dinámica se elige como táctica.

Terapia de drogas

Si una mujer tiene una gran cantidad de neoplasias quísticas llenas de leche, está indicada un tratamiento con medicamentos hormonales.

Use medicamentos que contengan progesterona. Durante la lactancia, se utilizan Remens o Mastodion, producidos sobre la base de componentes vegetales. Estas píldoras tienen un efecto mínimo en el niño, pero su efectividad puede reducirse notablemente.

Además de los medicamentos de progesterona para la supuración de quistes, se pueden prescribir agentes antibacterianos y antiinflamatorios. Su elección depende de las características individuales del paciente y del panorama general del curso de la enfermedad.

Cirugía para ayudar

Si la cavidad quística tiende a aumentar, ya ha alcanzado un tamaño grande o se ha infectado, los médicos recomiendan un tratamiento quirúrgico. También se elige si la terapia conservadora durante tres meses no produjo un resultado visible.

Крупные кисты удаляют с помощью открытого доступа. Se utiliza el mismo método cuando se sospecha la oncología. Si la neoplasia es pequeña, se da preferencia a la técnica de biopsia ahorradora. En este caso, con la ayuda de una aguja, el contenido del quiste se succiona primero y luego se rellena con una sustancia especial que pega las paredes.

La elección del método de intervención siempre recae en el médico, que se guía por el estado general del paciente y el grado de progresión de la enfermedad.

Tecnicas populares

Si el médico elige las tácticas de monitoreo de la patología, la joven madre puede comenzar a usar las recetas populares, después de consultar con el mamólogo.

La medicina herbaria es buena porque no requiere interrupciones en la alimentación del niño.

Compresas efectivas aplicadas al área del defecto. Se recomienda el uso de hojas de repollo o, por ejemplo, una mezcla de miel y cebollas.

Se permite utilizar decocciones de manzanilla, tomillo, corteza de roble, raíz de jengibre. Estos fondos mejorarán el flujo de sangre en el tórax y contribuirán a la salida de leche.

Medidas preventivas

La prevención de enfermedades es:

  • autoexamen regular de las glándulas mamarias,
  • organización adecuada de la lactancia materna (es necesario asegurar que el niño tome no solo el pezón, sino también su areola),
  • el cumplimiento de las recomendaciones del médico con respecto a la elección de ropa, régimen de alimentos y bebidas,
  • cuidadosa higiene de los senos,
  • Evitar el contacto con diversos agentes infecciosos (virus, bacterias, hongos).

Galakotsele

El galactocele (quiste adiposo de la glándula mamaria) es una formación de retención típica de carácter benigno. A diferencia de otros quistes de retención, cuyo contenido es fluido seroso, el quiste graso se llena con leche, pura o modificada (masa de syrovidnaya, grasa u omylyotrennaya). La enfermedad tiene una conexión directa con la lactancia materna y se diagnostica con más frecuencia en mujeres que están amamantando. A menudo, el quiste graso ocurre en mujeres embarazadas y en mujeres que completaron la lactancia hace 8-10 meses. Es extremadamente raro que tal quiste se desarrolle en hombres y niñas de la pubertad. En mamología, la frecuencia de quistes adiposos entre todos los tumores de mama en mujeres es de 0.5%.

Causas del galactocele

La enfermedad se produce debido a la permeabilidad incompleta de los conductos lácteos, lo que conduce a una violación de la salida de leche o a su estancamiento. Las causas del galactocele son variadas, y en cada caso de la enfermedad es bastante difícil establecer la etiología. Los principales factores que causan una violación de la permeabilidad de los conductos mamarios incluyen:

  • Anomalías congénitas de la estructura de los conductos.. Puede estar representado por un diámetro demasiado pequeño de los conductos, su curvatura o tortuosidad pronunciada. Estos defectos conducen a una violación de la salida de leche y provocan su estancamiento.
  • Lactostasis. Se forma debido a la negativa de la lactancia materna, la violación de las reglas de alimentación (bombeo tardío o la unión inadecuada del niño a la mama), la lactancia materna o el cese abrupto de la lactancia materna.
  • Lesiones en los senos.Las lesiones mamarias en el pasado provocan la formación de adherencias cicatriciales y estenosis del conducto.
  • Inflamación de la mama. La penetración de la infección a través de las grietas del pezón causa la hinchazón de las paredes del conducto y el estrechamiento de su luz. Es posible la supresión del conducto por los tejidos inflamados cercanos.
  • Trastornos hormonales. Conduce a cambios en la composición de la leche, lo que contribuye a su coagulación en las glándulas mamarias, a la formación de coágulos de leche y al bloqueo del conducto.

La enfermedad se desarrolla durante mucho tiempo, como resultado de lo cual el tamaño de la formación aumenta gradualmente y puede alcanzar 8 a 10 cm de diámetro. El impacto del factor etiológico conduce a una violación de la salida de leche, que es el principal punto de partida en el mecanismo de desarrollo del galactocele. Debido a la interrupción de la salida de la leche del pecho, se produce la dilatación del conducto, donde se acumula la leche. Las paredes del quiste graso son las paredes del conducto revestidas por epitelio. Las células epiteliales, a su vez, se aplanan, y la distancia entre ellas se reduce. Esto interrumpe el intercambio entre las células y el fluido extracelular. El secreto acumulado en el conducto no se puede absorber en el líquido intersticial, y este último no puede penetrar en el conducto agrandado. Estos procesos aumentan la coagulabilidad de la leche, lo que bloquea aún más su salida y conduce a la formación de galactocele.

Clasificación

Los quistes pueden ser únicos y múltiples, estar en la misma glándula mamaria o formar en ambos. De acuerdo con la presencia / ausencia de complicaciones, se distinguen los quistes no complicados y los complicados (quiste adiposo suprimido de la glándula mamaria). Dependiendo de los contenidos de la formación, cuya composición cambia a medida que dura el galactocele, existen:

  • Quistes de aceite - contienen leche pura,
  • Quistes de queso - rellenos de masa de queso,
  • Quiste de jabón - acumular un secreto en forma de una masa osilamogénica.

Síntomas del galactocele

La enfermedad es asintomática, especialmente en la etapa inicial de desarrollo. Las mujeres con un pequeño galactocele se sienten completamente sanas y la enfermedad se puede detectar por casualidad durante una ecografía de las glándulas torácicas. A medida que el proceso avanza lentamente, durante mucho tiempo un quiste no causa siquiera una mínima molestia en el tórax. Es posible sospechar la presencia de patología cuando se alimenta, cuando las dificultades del niño para succionar el seno, su hambre cuando se alimenta con un solo seno, se hace evidente, dado que hay suficiente leche en él. Un galactocele de tamaño significativo cambia la forma del seno, y usar ropa apretada (sostenes) causa dolor. Especialmente claramente definido quiste en la víspera de la menstruación, cuando su tamaño aumenta bajo la acción de las hormonas. En casos no complicados, la condición general de la mujer no sufre.

Complicaciones

Además del defecto cosmético (deformidad pronunciada de la mama), también es posible el desarrollo de complicaciones más graves. En el caso de la entrada de agentes infecciosos en la cavidad quística, se produce la supuración del galactocele y se forma un absceso de la glándula o mastitis purulenta. La supuración de la formación quística se acompaña de signos de intoxicación: fiebre, deterioro del estado general (debilidad, letargo), enrojecimiento de la piel en el lugar de la inflamación y dolor pulsátil en el pecho, aumento de los ganglios linfáticos axilares.

La formación de un proceso purulento en la glándula mamaria requiere cirugía, antibióticos y destetar al bebé del seno. Posible ruptura del galactocele, que conduce a la formación de una fístula. Un quiste graso de larga existencia puede ser maligno, pero la frecuencia de transición al cáncer es muy baja (hasta el 1,5%).

Diagnósticos

El diagnóstico de la enfermedad no plantea ninguna dificultad particular. El galactocele es detectado por un médico mamólogo que realiza las siguientes medidas de diagnóstico:

  • Historia clínica y quejas, examen físico.. Aclara la relación de la educación con la lactancia materna, la duración de la existencia del galactocele, la presencia / ausencia de dolor, etc. Un examen objetivo establece la ubicación de un quiste graso: generalmente se forma en la región peripapilar o directamente debajo del pezón, pero puede desarrollarse en cualquier cuadrante de la glándula. En la palpación, se determina una formación redonda u ovalada, indolora o ligeramente dolorosa, de una consistencia elástica apretada, no soldada a los tejidos circundantes (fácilmente enrollada debajo de la piel).
  • Ultrasonido de mama. Le permite confirmar el diagnóstico, evaluar el secreto de la cavidad quística y revelar las características estructurales de la pared quística. El diagnóstico se confirma mediante la visualización de una formación anecoica redondeada u ovalada con límites claros. El método no es informativo al examinar a las mujeres lactantes: los lóbulos de las glándulas llenos de leche pueden cerrar la formación.
  • Mamografía. Una formación sin complicaciones en las imágenes de rayos X parece una iluminación redondeada con claros contrastes. La calcificación del galactocele también se excluye o confirma.
  • Ductografía. Se realiza al recibir resultados de mamografía insatisfactorios. Ayuda a identificar el área problemática del conducto, para aclarar el número y la ubicación de las formaciones quísticas. No se realiza durante la lactancia y la inflamación aguda en el tórax.
  • Resonancia magnética de la mama. Utilizado en casos difíciles. Le permite determinar con precisión la ubicación y la naturaleza del tumor, identificar los conductos dilatados y evaluar los ganglios linfáticos regionales.
  • Educación por pinchazos. El contenido resultante tiene una consistencia espesa cremosa, color marrón o verdoso. La aspiración se envía para examen bacteriológico y citológico. La esterilidad del secreto confirma la ausencia de agentes infecciosos en la cavidad del quiste.

El diagnóstico diferencial de esta enfermedad se realiza con formaciones benignas (fibroadenoma, lipoma) y malignas (cáncer de mama). Excluir estas enfermedades ayuda al paciente a ser examinado por un cirujano y un oncólogo.

Tratamiento de galactocele

En presencia de formaciones de pequeño tamaño (menos de 10 mm) no se prescribe terapia, solo se requiere una observación dinámica. El tratamiento del galactocele es necesario cuando su tamaño es superior a 10 mm y en caso de complicaciones (supuración o ruptura de una formación quística). El tratamiento incluye tres áreas:

  • Terapia de drogas. Se muestra con galactocele, que surgió en un contexto de desequilibrio hormonal. Incluye el nombramiento de medicamentos hormonales.
  • Quiste esclerosante. Se realiza una aspiración por punción de los contenidos de la formación y la introducción de aire en la cavidad (neumosclerótica) o sustancia esclerosante (alcohol). Las ventajas de este método incluyen la simplicidad, el bajo costo y la ausencia de una cicatriz postoperatoria. Las desventajas son una alta probabilidad de recurrencia de la formación y una nueva acumulación de secreciones en la cavidad quística.
  • Cirugía radical. Una forma confiable y efectiva de tratar una enfermedad. Se realiza con un tamaño significativo de galactocele. La operación consiste en la escisión del lóbulo de la glándula afectada junto con la formación. La tasa de recurrencia es extremadamente pequeña. Las desventajas de este método incluyen el trauma, la necesidad de anestesia intravenosa y el defecto cosmético (cicatriz postoperatoria). Con el desarrollo de un proceso purulento (absceso, mastitis), se abre un absceso, se elimina el pus, se trata la herida postoperatoria con antisépticos y se instala el drenaje. En la segunda etapa (después de que cede la inflamación), se escinde la cápsula de galactocele y se sutura la herida con costuras secundarias.

Pronóstico y prevención

Con tratamiento oportuno, el pronóstico de recuperación y vida es favorable. La prevención incluye el autoexamen regular de los senos y visitar a un médico, organizar y observar las reglas de la lactancia materna, prevenir la hipotermia y la infección por SARS, la higiene de los senos (cambio diario de ropa, lavar los senos antes y después de cada alimentación) y extraer leche después de cada alimentación. También debe evitar que los pezones se agrieten, eliminar el estrés, normalizar el consumo de alcohol y la nutrición. Evitar el desarrollo del galactocele ayudará a la correcta selección del sostén, baño de aire para el pecho y la implementación de ejercicios especiales.

Conclusión

Para prevenir el desarrollo del galactocele, una mujer debe cuidar bien de su salud: seguir las reglas de higiene, alimentar al bebé estrictamente por hora, usar un sostén que sea adecuado en el tamaño, tratar sin demora las enfermedades de los órganos internos y realizar regularmente un autoexamen de las glándulas mamarias.

Síntomas de la condición.

Los síntomas del galactocele son bastante pronunciados y, ante todo, es un síndrome de dolor grave. En la etapa inicial, se expresa solo con palpación y presión, y en una etapa tardía, incluso con fricción mínima y contacto con la ropa interior apretada. Las sensaciones dolorosas dentro del ciclo menstrual se intensifican, mientras que se caracterizan por un carácter de sacudidas y tirones. También es importante que el quiste en el área de la glándula mamaria aumente notablemente en tamaño.

En algunas situaciones, el galactocele puede desarrollarse sin ningún síntoma, y ​​una mujer sabrá acerca de la presencia de una afección patológica característica solo con la implementación planificada de una ecografía.

El nuevo crecimiento puede crecer significativamente y ser la causa subyacente de enfermedades aún más graves que se encuentran en el campo de la mamología.

La identificación del problema presentado en el área de los senos ocurre con mayor frecuencia en el período anterior a la menstruación. Esto se explica por el hecho de que es en este momento en el que absolutamente todas las neoplasias existentes están perfectamente identificadas en el grosor de la glándula mamaria. Al mismo tiempo, como se mencionó anteriormente, se caracterizan por sensaciones desagradables y empujan a la mujer a pensamientos perturbadores. Para hacer frente a esto, se recomienda diagnosticar la glándula mamaria.

Medidas de diagnostico

Además de la visita obligatoria al mamólogo, que realizará una palpación para detectar el tumor, es necesario realizar una ecografía. De acuerdo con los resultados, que se obtendrán como resultado del examen clínico presentado, será posible sacar ciertas conclusiones con respecto al cuadro clínico de la mujer. Los expertos prestan atención al hecho de que:

  1. en la gran mayoría de los casos, es el ultrasonido lo que permite obtener la información más confiable sobre el tamaño, así como la estructura estructural del galactocele en el área de la glándula mamaria,
  2. En caso de dudas, el mamólogo debe recomendar un examen de rayos X, a saber, mamografía,
  3. la instantánea resultante demostrará la presencia de una única formación con límites claros y específicamente limitados, si se trata de un galactocele formado en el área de la glándula mamaria.

Además, es la mamografía la que identifica el nivel horizontal del componente proteico contenido en el contexto de la grasa. Con base en los datos diagnósticos obtenidos de esta manera, puede comenzar un tratamiento activo.

Metodos de tratamiento

Cuando se identifica una patología de tipo endocrino, se trata, en caso de un inicio oportuno y reacciones positivas del cuerpo, las neoplasias desaparecen. En la gran mayoría de los casos, la terapia con fármacos de hormonas femeninas permite descartar el desarrollo de múltiples quistes pequeños. Estos últimos en algunos casos solo se observan en el desarrollo, sin tomar ninguna medida específica.

Hablando sobre el método de tratamiento no invasivo, se debe tener en cuenta que estamos hablando de la punción del neoplasma con una aguja y bajo la supervisión constante de un ultrasonido. El contenido debe ser absorbido; en algunas situaciones, se insertan componentes específicos que promueven la cicatrización. La mayoría de las veces se trata de alcohol.

Este método es extremadamente simple, económico y correcto desde un punto de vista cosmético.

Sin embargo, existe una gran posibilidad de recaída. En este caso, las células continúan funcionando y el conducto permanece intransitable y, por lo tanto, todo puede comenzar de una manera nueva. Cabe señalar otro inconveniente de la eliminación de este tipo de galactotsele: la cicatrización de quistes de gran tamaño puede provocar un defecto cosmético.

Hablando sobre el método quirúrgico de tratamiento de las glándulas, es necesario tener en cuenta que en esta situación, el lóbulo afectado se elimina por completo a través de una incisión en la piel. El método presentado es el más traumático, sin embargo, hasta el máximo grado de eficacia. Además, sin intervención quirúrgica no se puede hacer en caso de supuración. En esta última situación, la herida no debe suturarse completa e inmediatamente, sino que el cirujano la necesitará para drenar el galactocele.

Pin
Send
Share
Send
Send